Sesión de idas y vueltas en las bolsas europeas

Ayer asistimos a una sesión de idas y vueltas en las bolsas europeas, que “bailaron al son” que tocaban los mercados de bonos, muy centrados éstos en las declaraciones que surgían de la reunión que han celebrado en Sintra (Portugal) los principales bancos centrales mundiales. En este sentido, y tal y como esperábamos, el inicio de la sesión siguió la tendencia del día precedente, con el euro mostrándose fuerte, los bonos europeos cediendo terreno y sus rentabilidades al alza y la renta variable en negativo, con el sector bancario comportándose mejor en términos relativos. A media mañana una “filtración” interesada desde el BCE que apuntaba que los inversores habían “malinterpretado” las palabras del presidente de la institución, Mario Draghi, propició un giro al alza de los bonos así como de las bolsas de la región.

Decir en este sentido que en su discurso, Draghi, aunque se mostró más optimista de lo que en él es habitual en relación al crecimiento de la economía y de la inflación en la Zona Euro, dejó en todo momento muy claro que las políticas monetarias acomodaticias seguirían por un largo periodo de tiempo. La reacción de los mercados, algo exagerada por otra parte, debe servir de “toque de atención” para los bancos centrales, sobre todo en lo que hace referencia a cómo deben comunicar el inicio del proceso de retirada de estímulos si no quieren “estropear” con una fuerte caída de los mercados lo hecho hasta el momento. Así, ha quedado claro que unos mercados “enganchados” a la liquidez propiciada estos últimos años por los bancos centrales van a necesitar tiempo para asimilar que en algún momento, y para bien, este tratamiento de choque se tiene que acabar.

De momento, la filtración de ayer intentando explicar las declaraciones de Draghi que, por otra parte, habían sido muy claras, sirvió para tranquilizar algo los ánimos. Así, al cierre de la sesión los bonos mostraron mejor cara, cerrando sin casi variaciones, incluso algunos como los españoles en positivo, mientras que los principales índices bursátiles europeos lo hacían de forma mixta, lejos de los mínimos del día y liderados por el sector bancario y por los valores relacionados con las materias primas.

No obstante, cabe destacar que el protagonismo de los bancos centrales no se acabó ayer con Draghi ya que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, tal y como analizamos en nuestra sección de Economía y Mercados, sorprendió a propios y extraños con unas declaraciones que contradecían su reciente postura en relación a la evolución a corto plazo de las tasas de interés oficiales del Reino Unido. Así, Carney apoyó ayer la posibilidad de subirlas aduciendo que no tenía muy claro que fuera positivo permitir que la inflación se mantuviera mucho tiempo por encima del objetivo del 2%. La reacción de los mercados financieros británicos fue inmediata: bonos a la baja, rentabilidades al alza y la libra fortaleciéndose frente al resto de principales divisas mundiales, especialmente frente al dólar.

Por su parte, la sesión en Wall Street también estuvo marcada por la debilidad de los bonos, lo que propició que el sector financiero volviera a liderar las alzas, en esta ocasión acompañado de los pequeños valores y de los valores del sector tecnológico, que ayer recuperaron algo del terreno cedido en la sesión anterior. En cuanto a los bancos, señalar que tras la sesión se supo que la Reserva Federal (Fed), tras sus test de estrés, les permitirá incrementar sustancialmente sus planes de remuneración de capital tanto a través del aumento de los dividendos como de planes de recompra de acciones. Este hecho y la mayor inclinación de la curva de tipos creemos que permitirán que el sector mantenga en los próximos días el buen tono mostrado recientemente, algo que pensamos se extenderá al sector bancario europeo, uno de los pocos que sigue ofreciendo “valor” y, en muchos casos, “crecimiento”.

HOY, en principio, esperamos que el buen tono con el que cerró ayer Wall Street y que han mostrado esta madrugada las bolsas asiáticas permita a los principales índices de los mercados de valores europeos abrir al alza, liderados por los valores tecnológicos. También esperamos que el mercado de bonos se tranquilice una vez “aclaradas” las intenciones del BCE. Por su parte, los bancos deben mantener el buen tono reciente, siempre y cuando no se produzca una brusca caída de las rentabilidades de los bonos, mercado que habrá que seguir muy de cerca en los próximos días.

Por lo demás, durante la jornada se publicarán muchas cifras macro, algunas de las cuales serán relevantes por el impacto que pueden tener en los mencionados mercados de bonos. Así, tanto en Alemania como en España se publicarán las lecturas preliminares de junio de la inflación. Un descenso mayor de lo esperado de esta tasa podría provocar un repunte del precio de los bonos, arrastrando a la baja a las rentabilidades de estos activos, lo que favorecería el comportamiento en bolsa de los valores de corte defensivo como las utilidades, que han sufrido un duro castigo en los últimos días. Además, en la Zona Euro se conocerán los índices de confianza sectoriales de junio, que elabora mensualmente la Comisión Europea (CE) y en EEUU la última lectura del PIB del 1T2017, que no debe conllevar sorpresas.

Por último, y en cuanto al precio del , variable que mantiene su protagonismo por el momento, decir que ayer volvió a cerrar al alza tras interpretar positivamente los inversores las cifras de variación de las existencias semanales de crudo en EEUU (ver análisis en la sección de Economía y Mercados), alzas que han continuado HOY en los mercados asiáticos, lo que debe impulsar al alza a los valores directa e indirectamente relacionados con esta materia prima.

Loading...