“Si un inversor no es capaz de aguantar la presión, mejor que haga las maletas”

Me lo decía a finales de agosto Jon M, analista londinense: “La incertidumbre (yo añado, además, la inseguridad jurídica) se ha instalado en la geopolítica, en la sociedad, en las bolsas, en los individuos, en las familias. Es muy difícil aguantar, resistir este fenómeno. Nos centramos en los Mercados. Si un inversor no es capaz de aguantar la presión, lo mejor es que haga las maletas, aunque no hay refugios. Las Bolsas se enfrentan a un mundo pintado de todo menos de color de rosa, aunque surge, una vez más, en casi todos los informes de estrategia y de situación de las principales firmas de análisis como la gran alternativa, el caballo ganador para este año ¿Quien puede vencer la incertidumbre? Como podemos leer a continuación, los resultados empresariales se han convertido en el focus inicial de los expertos y seguidores del mercado. Pero sin perder de vista los movimientos tácticos de los bancos centrales, hasta ahora los controladores de todos los mercados; el giro de la inflación en casi todas las economías planetarias y la consiguiente influencia en los tipos de interés. En el mismo acto, la perseverancia de una situación geopolítica confusa, difícil, amenazante. Un camino, como casi siempre, repleto de obstáculos, aunque hasta ahora ninguno ha sido insalvable. Ya saben, el Brexit; la victoria de Trump, los diferentes conflictos bélicos, los zarpazos del terrorismo ¿Una amenaza cierta? La encontramos en la sobrevaloración de Wall Street, con multiplicadores muy altos, mientras en Europa siguen por debajo de los promedios históricos”.

“Wall Street está cara y Europa, barata. ¿La Bolsa española? Muy barata en términos históricos, con un PER proyectado a 2018 de poco más de 13 veces. En favor de Wall Street, hay que señalar que la meteórica subida ha sido y sigue siendo gracias a las cuaro principales tecnológicas y poco más”.

La siguiente tabla recoge las estimaciones consenso del crecimiento del beneficio por acción de los diferentes sectores en los distintos mercados.

Beneficio por acción

Beneficio por acción

Vemos cómo los resultados empresariales en Europa se esperan que lideren los ascensos con una subida del BPA promedio del Stoxx 600 del 7,6%.

A principio de año JP Morgan (NYSE:) señalaba que era “crucial” que los beneficios empresariales mejorasen para justificar las actuales valoraciones, que como vemos en el siguiente gráfico que recoge el PER del MSCI mundial está cerca de máximos multianuales.

PER del MSCI

PER del MSCI

Antonio Iruzubieta escribía recientemente que después de 9 años de subidas bursátiles y con las bolsas extremadamente valoradas, más pronto que tarde regresará el riesgo y la complejidad a los mercados, justo cuando el nivel de complacencia y preparación de los inversores para defenderse está en mínimos.

Más perniciosa si cabe cuando el retorno esperado a medio largo plazo de una inversión en un mercado como el de hoy, más caro incluso que en los momento previos la crisis el 29, es negativo.

Loading...