Volatilidad en mínimos pese a la inestabilifdad política en EE.UU.

Caídas en las Bolsas europeas desde la apertura, con pocas variaciones en las más de dos horas que llevamos de sesión.

El motivo de los descensos lo tenemos en EE. UU.: las últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación, que apuntarían a que a Rusia sobre asuntos relacionados con el terrorismo y la seguridad, están haciendo más palpable la desconfianza creciente de los inversores con el Presidente de EE. UU.

Si el escepticismo sobre la posibilidad de que se apruebe en las Cámaras de Representación la reforma fiscal y el plan de inversiones detuvieron los avances en Wall Street hace dos meses y medio, las últimas informaciones aparecidas (ya se empieza incluso a especular con una posible moción de censura), ahondan en esa línea.

Lo curioso es que, pese a que las subidas en Wall Street se han detenido desde el 1 de marzo (al contrario que en Europa), tampoco se está corrigiendo, si no simplemente consolidando, muy cerca de los máximos históricos del (que ayer cerró bastante plano, al igual que el ). El , por su parte, ayer batió un nuevo máximo, al subir un 0,33%.

La volatilidad sigue en mínimos y la calma persiste.

En estos momentos, los futuros sobre los índices estadounidenses apuntan a una apertura claramente negativa.

El activo que sí que refleja una gran preocupación por la posible inestabilidad política estadounidense que se abre es el dólar, que se encuentra en mínimos desde noviembre.

Y es que el cruce se acerca a la zona de 1,11, doblemente traccionado por la debilidad del billete verde y la fortaleza del Euro.

En Asia, el ha caído un 0,53%, mientras que la Bolsa de Shangai se ha dejado tres décimas.

En el capítulo de datos macroeconómicos, tenemos una buena lectura del superávit comercial de Italia en marzo.

Tenemos también una destrucción de empleo en el mes de abril en Reino Unido por encima de la esperada, pese a que la tasa de paro ha quedado una décima por debajo de lo previsto (4,6%).

El en abril ha salido según las previsiones (0,4% mensual, 1,9% interanual).

En EE. UU. conoceremos esta tarde los de a las 16:30.

En el capítulo de resultados empresariales no tenemos grandes noticias esta mañana. ABN Amro (AS:) ha presentado unas cuentas que no han gustado, pero sí lo han hecho las presentadas por Bouygues (PA:).

FIAT (MI:) y el sector automovilístico están cayendo, después de que la Comisión Europea haya anunciado acciones legales contra Italia por emisiones ilegales.

El crudo, que cayó con claridad durante la tarde de ayer (tras publicarse unos inventarios de API por encima de lo esperado), se recupera durante la madrugada.

En resumen: en un entorno sin catalizadores destacados, tenemos una inestabilidad política creciente en EE. UU., que de momento, sólo preocupa visiblemente al mercado de divisas. Veremos cómo evoluciona esta cuestión, pues supone una potencial palanca correctiva.

Post original

Loading...