Wall Street asimila el mal dato de ventas minoristas


Tibio comienzo de la bolsa estadounidense en una sesión en la que se ha conocido un mal dato de ventas al por menor en ese país, lo que ha afectado tanto al dólar –que se deprecia frente al euro-, como a los bonos. De terminar así la sesión, tanto como el terminarían con la primera caída semanal en cuatro meses. El , por el momento, se libra de la tendencia y podría acabar su cuarta semana consecutiva de subidas.

El S&P 500 inicia la sesión con caídas del 0,12%, el Dow Jones se deja un 0,14% y el Nasdaq cede un 0,04%.

Las ventas al por menor de abril subieron un 0,4% en el país, una cifra que es inferior a la que esperaba el consenso. Eso sí, se revisa al alza el dato del mes pasado, de marzo, desde -0,2% hasta 0,1%. El dato a priori parece bastante malo, pero que teniendo en cuenta que las revisiones del mes anterior compensan mucho, lo dejamos en algo malo para dólar y bolsas, y algo bueno para los bonos, pero poca cosa en todos los casos.

Por cierto, que con la perspectiva de una posible subida de tipos de interés en un mes, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans y el de la Fed de Filadelfia, Patrick Harkers, hablan durante la sesión.
Mientras tanto en el plano político continúan las réplicas de la destitución del director del FBI después de que anoche en una entrevista en la NBC el presidente Trump dijera que lo hubiera despedido incluso sin la recomendación del departamento de justicia. No van a parar los problemas del presidente, ya que el nuevo director de la agencia, Andrew McCabe dijo ante el senado, que tiene todo el apoyo del FBI y que continuará con la investigación de las supuestas ayudas de Rusia a Trump durante la campaña electoral. A falta de medidas concretas sobre impuestos y estímulo fiscal, el nuevo dignatario de la Casa Blanca no aburre.

Durante la semana tenemos que fijarnos también fuera de Estados Unidos. En abril la capitalización de la bolsa china se ha reducido en 60.000 millones de dólares, y los bonos a 10 años del país están a punto de sufrir la mayor caída semanal desde 2013. Probablemente los inversores tarden menos de lo previsto en volver su mirada al gigante asiático.

En Europa hoy el dato importante ha sido la expansión del PIB alemán del primer trimestre del 0,6% gracias al aumento de la inversión de las empresas. Por cierto, que en un año de infarto a nivel político, este fin de semana los ciudadanos de una de las principales regiones del país van a las urnas, lo que puede ser un test para comprobar cuál es el apoyo de Angela Merkel entre sus ciudadanos.
Pendientes de la evolución de varias compañías que como J.C Penney han presentado resultados. En el caso de la minorista, el beneficio por acción ha caído desde 21 centavos a 6, por debajo de las estimaciones del consenso.

Nordstrom (NYSE:), por el contrario, ha publicado unas cifras de beneficio de 43 centavos por acción, por encima de lo que estimaba el consenso.
Bloomberg publica que Sprint y su mayor accionista SoftBank (T:) han comenzado negociaciones para fusionarse con T-Mobile US (NASDAQ:).
Deutsche Bank (DE:) ha empeorado la recomendación de General Electric (NYSE:) desde mantener hasta vender y ha reducido sus estimaciones de beneficio para 2018.

Loading...