Wall Street: Un extraordinario dato de empleo recibido con desdén

Tras el tropiezo de marzo, abril sorprendió con un dato de empleo mucho más firme de lo previsto. La nómina no agrícola de abril se incrementó en 211,000, comparado 79,000 empleos en marzo (revisado a la baja de una lectura preliminar de 98,000). El dato de febrero fue revisado al alza de 219,000 a 232,000, por lo que el balance de las revisiones de febrero y marzo deja un saldo bastante neutral, de una caída de 6,000 puestos de trabajo. Con la cifra de abril, la creación de empleo regresa al ritmo observado antes del dato de marzo, e incluso resulta algo más elevado. El dato superó al consenso del mercado (190,000) y el promedio observado en los tres meses de diciembre a febrero (excluyendo la distorsión de marzo propiciada por el clima) fue de 197,000 empleos.

Además, la tasa de desempleo, inesperadamente, volvió a descender para ubicarse en 4.4% comparado con 4.5% en marzo. La cifra contrarió al consenso de analistas, que esperaban que repuntara a 4.6%. La tasa de desempleo de abril de 4.4% es la más baja en 10 años.

Finalmente, las remuneraciones por hora, otro de los indicadores fundamentales para la Fed, se incrementaron un 0.3% en abril, en línea con el pronóstico del mercado y por encima de la tasa de 0.1% de marzo (revisado a la baja de una cifra preliminar de 0.2%). Sin embargo, debido a la revisión de marzo, con ese número la tasa de crecimiento anual de las remuneraciones por hora se desaceleró a 2.5% comparado con 2.6% en marzo (revisado a la baja de 2.7%).

Por tanto, el dato es una perita en dulce para los mercados: la creación de empleo es robusta, incluso algo más firme de la tendencia que se observaba en el reciente pasado. Como consecuencia de esa fortaleza, la tasa de desempleo sigue descendiendo y apretando la capacidad ociosa de la economía estadounidense. Sin embargo, los salarios siguen contenidos: con una tasa anual de 2.5% en las remuneraciones por hora, que es una tasa bastante contenida y dentro el rango observado desde la salida de la Gran Recesión, los márgenes de utilidades siguen elevados y los empresarios no tendrán gran necesidad de trasladar el mayor costo laboral al precio final.

Bajo estas condiciones, la Fed tiene margen para seguir elevando las tasas de interés sin precipitarse, siguiendo una tendencia gradual. El mercado da por hecho que el 14 de junio, fecha de la próxima reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), se elevará de nuevo la tasa de referencia para dejar el nuevo rango de los fondos federales entre 1.0% y 1.25%. La pregunta ahora es si la Fed, para la segunda mitad del año, sólo aumentará las tasas en una ocasión, como nos había prometido, o tendrá espacio para dos alzas más, como nos tememos en llamadinero.com.

Sin embargo, no hay mucha euforia en el mercado. Tras el dato, Wall Street abrirá con un ligero sesgo al alza: los futuros del S&P’s 500 ganan 4.0 pts y ajustados por “fair value” se elevan 3.9 pts mientras que los del aumentan 11.3 pts y ajustados por “fair value” ascienden 14.3 pts. Los se incrementan 3.0 pts.

El dólar tampoco reacciona al poderoso dato de empleo: el índice spot del dólar de Bloomberg apenas se mueve. El euro se deprecia un 0.1% a 1.097 dólares y el yen japonés otro +0.1%. Pero la libra esterlina se fortalece un 0.1% y el otro 0.1% a 19.02 pesos por dólar. Asimismo, la tasa de 10 años cotiza sin cambios en 2.35%.

Por tanto, hay escasa reacción al dato de empleo en los mercados. El , que lleva días aciagos, también logra estabilizarse. El WTI, que ayer se desplomó casi un 5%, hoy logra estabilizarse: cede un 0.2% adicional para ubicarse en 45.42 dólares en tanto el avanza un 0.2% a 48.49 dólares. Sin embargo, por la noche, el WTI llegó a caer por debajo de los 45 dólares para cotizar en un mínimo intradía de 43.76 dólares, algo que no sucedía desde que la OPEP acordó el recorte en la producción en noviembre del año pasado. La causa de la debacle del precio del petróleo está en la fuerte recuperación de la producción de petróleo “shale” en Estados Unidos, por lo que el recorte de la OPEP se está viendo contrarrestado por la producción estadounidense. Atentos hoy, en torno a las 12.00 hora de México, al reporte de Baker Hughes (NYSE:) sobre el número de pozos petroleros en funcionamiento en Estados Unidos.

En otras materias primas, el cotiza con pocos cambios en 1,229 dólares la onza, y la se aprecia un 0.2% a 16.33 dólares. El avanza un 0.3% en una semana que ha sido horrible para los metales industriales (cobre, ) así como para el petróleo.

Finalmente, y pese a la expectativa de que gane Emmanuel Macron las elecciones francesas del domingo, en general el mercado se mueve poco. Salvo el Cac-40 de París, que gana un 0.6%, el de Madrid avanza un 0.5% y el de Fráncfort apenas se mueve con una subida marginal de 0.1%. Fuera de la eurozona, el Ftse.100 de Londres asciende un 0.3%.

Por tanto, el dato de empleo fue extraordinario, trajo buenas noticias en todos los frentes, y en Francia se respira tranquilidad antes de las elecciones del domingo, pero el mercado ya parecía tener todo eso bastante descontado y la reacción es bastante apática en este primer viernes de mayo.

Loading...