“Almeyda vino a darle una confianza enorme al mexicano”

Desde su fundación, las Chivas del Guadalajara se han regido bajo un solo argumento: jugar exclusivamente con jugadores mexicanos. Con el tiempo también se han erigido como el laboratorio por excelencia para fabricar a los nuevos talentos. Ese nacionalismo le ha valido para que sea considerado uno de los clubes más populares de México y el segundo con más títulos de liga (11).

El penúltimo campeonato de liga ganado por el rebaño fue en 1997 frente a los extintos Toros Neza. Uno de los jugadores clave fue Alberto Coyote, un perseverante mediocampista. “Tiene un valor agregado que Chivas juegue con puros mexicanos. La regla 10-8 [la cual permitía alinear hasta 10 foráneos] no le vino nada bien al futbolista local. Hay que darle continuidad al mexicano, creo que lo que está haciendo el Guadalajara es una muestra para que los directivos de los clubes se den cuenta de que tienen que cambiar y parecerse a Chivas”, comenta Coyote vía telefónica.

Lo único que Chivas ha permitido en su cosmovisión es fichar directores deportivos y entrenadores de distintas nacionalidades. Han tenido una preferencia por los holandeses como Leo Beenhakker, Hans Westerhof y hasta de Johan Cruyff. A finales de 2015, el club atrajo a la estrella del Ajax de los años setenta para que fuera su asesor. La aventura duró sólo 10 meses y con nulos éxitos. Por el equipo pasó de manera fugaz el español Xabier Azkargota. Aunque han preferido a la capacidad de ocho argentinos, el último es Matías Almeyda.

F. Carranza (Cuartoscuro)‘);”>Almeyda, Jorge Vergara y José Luis Higuera, el CEO de Grupo Omnilifeampliar foto Almeyda, Jorge Vergara y José Luis Higuera, el CEO de Grupo Omnilife Cuartoscuro

Jorge Vergara, dueño del equipo, buscaba como desesperado un entrenador para su equipo en 2015. Las Chivas estaban inmiscuidas en el descenso. Pusieron la mira en Argentina donde Almeyda y el River Plate cayeron a la segunda división por primera vez en su historia, de un día al otro se convirtió en el entrenador y en una temporada los devolvió a primera. Hizo lo mismo con Banfield. Su estilo de juego agresivo le valió para que le contrataran en el rebaño y esquivó el descenso. “Un equipo de tanta tradición no puede descender”, menciona Coyote.

“Sin duda fue un acierto. El proyecto con Almeyda da resultados y creo que tiene una plusvalía porque le ha dado continuidad a jugadores jóvenes surgidos de la cantera de Chivas, eso le ha dado identidad al equipo. Hizo muy buenas contrataciones que le han dado fuerza al primer equipo”, dice Alberto Coyote con respecto a las llegadas de Alan Pulido, Néstor Calderón, José Juan Vázquez y Rodolfo Pizarro.

Al entrenador de las Chivas le gusta que sus chicos se den un buen paseo con el balón en sus pies. Evita que manden pelotazos a territorio incierto y le gusta explotar las bandas. Ha tonificado a jugadores que parecían extraviados como Ángel Zaldívar, Jesús Sánchez, Carlos Salcido, José Juan Vázquez y ha fortalecido a Orbelín Pineda, el cerebro de su equipo. El estilo tiene una vocación totalmente ofensivo pese a que Almeyda tenía más condiciones defensivas cuando era jugador del Sevilla.

M. Sierra (EFE)‘);”>Rodolfo Pizarro celebra su gol en la final contra los Tigresampliar foto Rodolfo Pizarro celebra su gol en la final contra los Tigres EFE

“Lo único que puedo aconsejarles [a los juveniles de Chivas]  es que valoren lo que tienen, el fútbol. Si han conseguido un beneficio económico ha sido gracias al fútbol. Tienen que apagarse a los valores que les inculca su familia. Hay que respetar el  balón porque cuando sales a la cancha no vas con las redes sociales, con los autos, con el dinero, simplemente vas solo, a defender a tu equipo”, menciona Alberto Coyote, quien surgió del club León, en Guanajuato, pero en 1993 fue fichado por el Guadalajara.

En cuanto llegó Almeyda ganó la copa frente al León, los devolvió a la fase final de la liga y se ganó la confianza de su patrón. “Vino a darle una confianza enorme al jugador mexicano”, menciona Coyote. El entrenador argentino llevó a Chivas a ganar en julio del año pasado la Supercopa de México frente al Veracruz y en abril pasado sus jugadores levantaron, por segunda vez bajo su mandato, la copa al ganársela a los Monarcas Morelia.

El buen momento de Almeyda le ha valido para que la prensa local lo coloque como un futuro seleccionador de México. “No depende de los resultados de cada semana, tiene un contrato a largo plazo. Las únicas excepciones por las que puede salir en 2018 es [la] selección mexicana o argentina”, señaló Jorge Vergara hace un mes.

“¿Por qué siempre ver lo mejor de afuera? Vamos a empezar a creer. Se ríen mucho cuando digo que creo mucho en los mexicanos. Creo que están preparados futbolísticamente desde fuerzas básicas, la parte técnica, táctica”, dijo Matías Almeyda a inicios del torneo y se mostró optimista “desde que llegué tengo la oportunidad de conocer culturalmente al jugador mexicano, yo iría al Mundial a ganarlo”. Las Chivas y su mística han mexicanizado a su entrenador.

Alberto Coyote reflexiona sobre el papel del Guadalajara en México. “La gente se enamora del equipo porque es especial. La propia afición hace que te enamores. Se ve al club como una selección nacional de México. Todos los jugadores mexicanos quisieran jugar en Chivas, a mí me dio una gran proyección”.

Loading...