Inicio México AMLO: Esto es lo que sí y lo que no debes aprender...

AMLO: Esto es lo que sí y lo que no debes aprender de Peña de su manejo de redes sociales

Termina un sexenio y con él seis años de tuits, memes, trolls y respuestas divertidas, en ocasiones, del presidente saliente Enrique Peña Nieto.

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador llega a la silla presidencial para enfrentarse a un país ya acostumbrado a sus videos virales y publicaciones en redes sociales. ¿Cómo deberá ser su manejo de redes?

Gerardo Sordo, fundador y CEO de BrandMe, señala que Peña Nieto tuvo un cierre de sexenio aceptable en redes sociales con una comunicación muy fresca y cercana al público millennial.

El especialista destaca que Peña supo adaptarse a las tendencias y al uso de las ‘redes de moda’, con contenidos en Instagram y no enfocando la atención únicamente en Facebook y Twitter.

De acuerdo con Marvin Mitchell Vallejo, estratega de Comunicación Política y Digital, Peña Nieto hizo de las transmisiones en vivo de YouTube un ejercicio interesante que se convirtió en fuente oficial de medios y prensa.

“No eran transmisiones que hacían ‘match’ con el público millennial, pero servían para dar información y convertirse en una fuente oficial”, dijo.

Al respecto López Obrador debería aprender a atender todas las redes sociales, de acuerdo con Mitchell.

El especialista señala que AMLO cuenta con una imagen que puede generar empatía con muchas personas, pero que deberá explotarla con un lenguaje más relajado y fresco como hizo Peña al final de su administración, sin caer en lo burdo.

Mitchell indicó que EPN fue bipolar en las redes sociales, ya que actuaba dependiendo las coyunturas y sin una estrategia clara.

“Se notó un cambio en la comunicación al final. No hubo una línea de comunicación transversal hacia todo el sexenio”, dijo.

“Dependiendo la coyuntura respondía de una forma u otra. Muy fresco a veces, muy acartonado en otras ocasiones y en otras incluso le puso ‘mute’ a sus redes sociales”, señala.

“Yo pienso que a diferencia de Peña, AMLO sí debería arriesgarse a contestar no sólo lo bueno o lo chistoso, sino también ciertas preguntas incómodas, ciertos temas más serios y no solo ‘trollear’ a ciertos usuarios”, agregó Sordo.

Gerardo Sordo coincide en que la de Peña fue una gestión que fue mejorando, aunque coincide en que la comunicación más humana y fresca llegó demasiado tarde.

“Se mostró más humano, más transparente y dejó detrás el bluf de ‘soy el presidente’ o de cualquier político con puras palabras bonitas y poses”, dijo.

“Recuerdo en el Mundial de 2014 cuando el presidente publicó una foto totalmente ‘fake’ en la que aparecía festejando el gol de la selección, totalmente perfecto, la familia perfecta, y eso se nota. Se nota lo fingido y no hace ‘match’ con los internautas”, dijo.

Por parte de AMLO, Sordo señala que hasta la fecha ha tenido una gestión buena de sus redes sociales en las que ha tenido acercamientos muy humanos con videos poco producidos que muestran al ahora presidente electo mucho más cercano con la gente.

“Vemos a López Obrador pegando estampas con su hijo, por ejemplo, en un video cero producido, muy orgánico. Creo que le puede seguir funcionando”, dijo Gerardo Sordo.

Pero el especialista considera que AMLO debe trabajar en generar un balance entre unas redes sociales más polémicas que las de Peña pero sin llegar a los extremos.

“Creo que AMLO puede caer en generar redes sociales muy explosivas. EPN no era nada polémico, y Obrador podría ser un presidente más polémico pero sin ser exagerado como Trump”, dijo.

Mitchell señala que López Obrador debe aprender a trabajar sin una gran pauta y producción como lo ha hecho debido a que es un personaje que por sí mismo genera cierta simpatía.

“Hasta hace no mucho veías a López Obrador subir un video a Facebook en lugar de ofrecer toda una conferencia, eso se viralizaba solo, porque todos los medios están pendientes de qué va a subir y solito se comparte”, dijo.

Consideró que aunque le ha funcionado una estrategia de comunicación orgánica y fresca, está rezagado en migrar a plataformas más actuales.

“Si le interesa arriesgar verdaderamente y comunicar con un lenguaje así de fresco, entonces deberá abrirse a ejercicios más actuales en redes sociales. Salirse de Twitter y Facebook y empezar a migrar, por ejemplo, a Instagram, con historias”, indicó.

Ambos especialistas señalan que para López Obrador será crucial adaptarse a las nuevas tendencias ya que no serán las mismas con las que interactuamos actualmente.

“Te diría que no es lo mismo redes sociales hoy que en 2012. Tampoco lo va a ser en 2024. No sabemos si para entonces ya existan nuevas redes sociales de moda. El reto para AMLO es adaptarse a lo que aparezca y a lo que desaparezca”, dijo Mitchell.