Inicio México Bonos de Pemex cierran la semana con pérdidas

Bonos de Pemex cierran la semana con pérdidas

Los bonos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con vencimientos al 2027 y 2047 cayeron 0.81 por ciento y 2.45 por ciento, respectivamente, al cierre de operaciones de este viernes.

En tanto, los bonos bajaron por segunda sesión consecutiva en el día: los de 2027 descendieron 0.38 por ciento y los de 2047, 0.36 por ciento.

La mañana de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que la deuda de Pemex no ha crecido durante su administración, la cual inició en diciembre pasado, y que tampoco aumentará más adelante.

López Obrador agregó que la compañía es la más rentable del país y necesita una administración eficiente para volver a ponerse de pie.

La empresa productiva del Estado es la compañía petrolera más endeudada del mundo con unos 106 mil millones de dólares en deuda financiera.

Las caídas se extendieron un día después de que el presidente de México dijo que el Gobierno no utilizará los recursos del Fondo Estabilizador de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para apoyar a la petrolera.

En marzo, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, informó que la dependencia analizaba transformar ese fondo en uno contracíclico para brindar a Pemex más recursos con el objetivo de aliviar su situación financiera.

López Obrador anunció el lunes pasado medidas para tratar de aliviar las finanzas de Pemex, que lucha por estabilizar su producción, incluyendo la renovación de líneas de crédito y la intención de reducir gradualmente su carga tributaria.

Pemex recibirá beneficios fiscales adicionales para ayudar a revertir las caídas en la producción a largo plazo y así evitar utilizar el fondo de estabilización, de acuerdo con Octavio Romero Oropeza, director de Pemex.

Ante estos anuncios, el jueves, la agencia calificadora Fitch Ratings señaló que si bien las medidas financieras anunciadas representan un paso en la dirección correcta, están lejos de las necesidades de la empresa.

Al respecto, Jaimin Patel, analista senior de crédito de Bloomberg Intelligence, explicó en una nota que la petrolera puede evitar una crisis de liquidez inmediata con un nuevo paquete de préstamos para refinanciar o renovar las facilidades bancarias; sin embargo, la preocupación más crítica es la abrumadora carga fiscal del Gobierno.