Inicio México Botox, la ‘manita de gato’ que cada vez tiene más presencia en...

Botox, la ‘manita de gato’ que cada vez tiene más presencia en México

En la última década, la demanda de toxina botulínica (mejor conocida como ‘botox‘) creció 150 por ciento en México; en el mundo, mil por ciento desde el año 2000.

La aplicación de toxina botulínica, de ácido hialurónico o de hidroxiapatita de calcio -que ha desplazado poco a poco a las cirugías plásticas-  sirve para suavizar las arrugas del entrecejo (ceño fruncido), los surcos en las comisuras de los labios (líneas de marionetas) o las arrugas arriba de labio superior.

El efecto tensor o de relleno del botox puede durar entre seis meses y dos años, dependiendo de la sustancia y la zona en que se aplique, indicó Manuel Coello Manuell, especialista en tratamientos estéticos.

“En 80 por ciento de los casos, el botox es el tratamiento por elección; para algunas personas aún está satanizada porque no quieren verse congelados, pero con el tiempo hemos estudiado a los pacientes buscando que se vean natural, y lo hemos conseguido si el tratamiento se aplica por un profesional”, destacó Coello Manuell.

De las mujeres y hombres que deciden por este tratamiento, 95 por ciento se aplica para corregir arrugas del entrecejo, patas de gallo y arrugas debajo de los ojos.

Por género, siguen siendo las mujeres quienes más acuden a realizarse un procedimiento estético: 70 por ciento frente a 30 por ciento de los varones. Sin embargo, se espera que en cinco años la proporción sea 50-50.

Los varones buscan mejorar la apariencia en el entrecejo y la frente, así como recuperar el marco de la mandíbula para que se vea cuadrado, pues es sinónimo de juventud de “alto nivel de testosterona”, en resumen les da virilidad, señaló el especialista.

Coello Manuell recomienda cerciorarse de acudir con un médico certificado para evitar daños a su salud, pues aunque está prohibido en México sigue habiendo personas que inyectan metacrilato, el cual es un relleno permanente de plástico con graves consecuencias para la salud.

Cada unidad de botox y ácido hialurónico está en promedio entre tres mil y cinco mil pesos, en algunos casos puede ser más costoso dependiendo de la calidad y del médico, indicó Manuel Coello.

Pero si alguien ofrece las llamadas jeringas a un costo promedio de 800 pesos y el líquido es lechoso, el paciente debe sospechar porque seguramente le van a inyectar un plástico.