Cofece detecta presunta práctica monopólica en autotransporte de aeropuerto de Cancún

1

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emplazó este miércoles a una empresa por su probable responsabilidad en la realización de prácticas monopólicas relativas en el mercado de autotransporte federal de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Cancún.

Sin dar más detalles sobre si es un grupo de taxis o camiones, la Cofece dijo en un comunicado que la decisión fue resultado de una investigación que inició a partir de una denuncia.

El proceso comenzó el 31 de marzo de 2016 y concluyó el 6 de abril de 2018 con la emisión de un dictamen de probable responsabilidad. Éste se refiere al expediente DE-008-2016 y su acumulado DE-008-2017.

Son prácticas monopólicas relativas aquellas en las que uno o varios participantes tienen poder sustancial en un mercado, el cual utilizan para desplazar indebidamente a sus competidores, impedirles acceso o establecer ventajas exclusivas en favor de uno o varios agentes económicos.

La autoridad investigadora señala que, mediante denuncias, tuvo conocimiento de hechos que posiblemente derivaron en la realización de una práctica monopólica relativa, conocida como negativa de trato, es decir, rehusarse a vender, comercializar o proporcionar a personas determinadas bienes o servicios disponibles y normalmente ofrecidos a terceros.

Con este emplazamiento, inicia la etapa del procedimiento seguido en forma de juicio a cargo de la Secretaría Técnica de la Cofece, en el que el probable responsable podrá manifestar lo que a su derecho convenga y ofrecer pruebas relacionadas con las imputaciones presuntivas hechas en su contra.

Una vez realizadas estas manifestaciones, desahogadas las pruebas y presentados los alegatos correspondientes, el Pleno de la comisión podrá resolver lo que conforme a derecho proceda.

De comprobarse la realización de una conducta ilícita, el agente económico podría ser sancionado con multas conforme a la Ley Federal de Competencia Económica.

Esta no es la primera vez que el organismo detecta una práctica anticompetitiva en el mercado de autotransporte de pasajeros que tiene como origen una terminal aérea.

En septiembre pasado sancionó con 23.6 millones de pesos a cinco empresas que prestan el servicio de taxi en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México debido a que coordinaban las tarifas que cobraban a sus clientes.

Con información de Diana Nava.