Inicio México Concluye segunda fase de investigación en Chichén Itzá sobre fuentes ancestrales

Concluye segunda fase de investigación en Chichén Itzá sobre fuentes ancestrales

MÉRIDA.- Luego de meses de trabajo, investigadores de la iniciativa Gran Acuífero Maya culminaron la segunda fase de trabajo en la zona Arqueológica de Chichén Itzá y sus alrededores, con lo cual buscan las fuentes de agua ancestrales que habrían sido clave para la fundación de esta importante ciudad prehispánica.

Guillermo de Anda, quien dirige al equipo de investigadores, indicó que el proyecto arqueológico “Localización y Estudio de las Fuentes de Agua Ancestrales de la Península de Yucatán” fue autorizado por el Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y auspiciado por National Geographic Society, bajo el nombre de “Chichen Itza Underground”.

Este estudio, dijo, tiene como principal objetivo estudiar la relación entre los complejos arquitectónicos mayas de esta antigua ciudad, la presencia de agua y la ubicación de cuevas y cenotes en un radio de hasta 16 km a partir del centro de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Guillermo de Anda aseguró que los trabajos de investigación en Chichén Itzá representan un esfuerzo por aportar datos en torno a aspectos que siguen siendo polémicos sobre el sitio arqueológico tales como la complejidad de su trazo, el origen de sus fundadores, sus cronologías, las causas de su posible colapso, la probable influencia del centro de México y, en general, el desarrollo sociopolítico de la urbe.

Subrayó que de acuerdo con la hipótesis del proyecto, existe una relación espacial entre los patrones de asentamiento del sitio arqueológico y las oquedades naturales existentes en la periferia, lo que sugiere que algunas edificaciones pudieron haberse construido intencionalmente sobre algunas fuentes de agua importantes, llamadas cenotes.

“Estamos convencidos de que estos datos proporcionarán la mejor explicación de cómo fue diseñada la zona nuclear del sitio, lo cual, a su vez, tiene profundas implicaciones para la dinámica de la formación del patrón de asentamiento de la antigua ciudad”, anotó.

Agregó que muchos de los rasgos subterráneos conocidos necesitan urgentemente un nuevo estudio porque, con excepción de los cenotes ‘Sagrado’ y ‘Holtún’, ninguno ha sido sometido a una investigación subacuática.

Por su parte, el doctor James E. Brady, investigador de la Universidad Estatal de California en Los Angeles, aseveró que entender la arqueología de las cuevas y cenotes es esencial para comprender mejor la cultura maya, porque están asociados con agua y el agua es el elemento más sagrado en la cosmovisión maya.