Confianza del consumidor acumula cuatro meses de contracciones: Inegi

2

La confianza del consumidor acumula cuatro meses de contracciones, que durante el mes de marzo se ubicó en los 84.5 puntos, representando una disminución de 0.3 por ciento con base a cifras ajustadas por estacionalidad, reveló este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La trayectoria a la baja que ha mostrado la inflación durante el primer trimestre del año aún no ha sido suficiente para impulsar la confianza del consumidor.

En el mes de diciembre de 2017, la inflación registró 6.77 por ciento, su cifra más alta de los últimos 17 años, y a pesar de que en los meses posteriores ha mostrado una tendencia a la baja, tres de los cinco componentes que integran al Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicaron en terreno negativo.

La percepción económica actual que tienen los miembros del hogar en comparación del año anterior se estableció en los 95.2 puntos, lo que representó una disminución de 1.2 por ciento, cifra con contrarresta el marginal incremento que de 0.1 por ciento que se había registrado durante febrero.

El futuro tampoco es bien visto por los hogares mexicanos.

Durante febrero, el ICC que mide la percepción económica que esperan los miembros del hogar para los próximos 12 meses se ubicó en los 94 puntos, lo que constituye una caída de 0.6 por ciento con base a cifras desestacionalizadas.

En pleno año electoral, los consumidores mexicanos vieron disminuidas en un 0.3 por ciento sus posibilidades actuales de realizar compras de muebles, televisores, lavadoras, electrodomésticos y otros bienes durables, de esta forma dicho indicador acumula tres meses consecutivos en piso negativo.

La percepción que tienen los mexicanos sobre la situación económica del país mostró avances mensuales durante marzo.

Al cuestionarles sobre como ven la situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses, el indicador mostró un incremento de 0.3 por ciento, aunque el índice continúa en un nivel bajo de 75 puntos.

A su vez, la situación económica del país en marzo esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual se estableció en los 77.6 puntos, lo que significa una expansión de 0.5 por ciento en comparación del mes previo.

Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte, considera que el deterioro de la confianza del consumidor en marzo se explicó principalmente por los niveles persistentemente altos de la inflación y el impacto sobre las decisiones de consumo de los hogares mexicanos.

Cervantes agregó que “esto se ha visto reflejado en la contracción promedio de 11.4 por ciento que suman las ventas de vehículos en los últimos 6 meses”.

El economista senior prevé que la confianza del consumidor mantendrá una trayectoria descendente durante los próximos meses explicada por los altos niveles inflacionarios y por la volatilidad de la divisa mexicana derivada de las renegociaciones del TLCAN y de la incertidumbre política en torno al proceso electoral de este año.