Inicio México Conoce el museo que engañará a tus ojos

Conoce el museo que engañará a tus ojos

Con la ayuda de un teléfono inteligente o un iPad se puede ser parte de una obra de arte, La noche estrellada, de Van Gogh, o El Grito, de Edvard Munch; ir al Polo Norte o transportarse a la Prehistoria para presenciar el rugir de los dinosaurios. Todo ello forma parte de la experiencia que ofrece el museo interactivo 3D más grande del mundo. El Trick Eye está en la Ciudad de México y abre sus puertas el 1 de diciembre en el Antara Fashion Hall.

Es la primera sede en el continente americano que suma las ventajas de la realidad aumentada sobre arte 3D para crear la sensación de realidad. El concepto nació en Seúl, Corea del Sur, en 2010, y desde entonces se han abierto atracciones similares en Singapur, China, Hong Kong y Tailandia.

“Se utiliza una tecnología que se llama trompe l’oeil, que significa ‘trampa para ojos’, que funciona con técnicas de arte tradicional e ilusión óptica. Le damos un giro al concepto tradicional del museo porque aquí sí se puede tocar, tomar fotos y videos y jugar con todos los escenarios”, explica Micaela Moon, presidenta de Trick Eye México y América Latina.

Es un nuevo modelo de entretenimiento para toda la familia, lo único que no hay que olvidar llevar es el teléfono o la tableta.

Antes de comenzar el recorrido se descarga la aplicación del museo disponible para android e iOS. Una vez dentro lo exhibido cobra vida a través de las pantallas de los dispositivos móviles. Los asistentes se pueden mover con libertad y ser parte de los escenarios, al tiempo de que se ensayan las poses más convenientes para formar parte integral de los escenarios dispuestos de piso a techo.

Placeholder block

Hay seis salas temáticas: la Aqua Zone invita a visitar el fondo del mar en el que habitan tiburones, ballenas y sirenas, además de que se puede luchar con un dragón en altamar; Masterpice es la opción para habitar obras de arte con efectos inesperados; en la Zona de Invierno se puede conducir un trineo jalado por perros, arrear a un mamut o interactuar con osos polares y pingüinos; en la Zona de Halloween aparecen cráneos con flores y calacas; en la Selva hay volcanes que hacen erupción, dinosaurios, anacondas y osos pandas; y en Best Trickeye Zone el visitante encuentra opciones para colgarse, levitar, ser un gigante o un enano. El recorrido está planeado para dos horas.

Este tipo de experiencia ha sido visitada por 500 mil visitantes por año desde que se abrió la primera opción en Seúl.