Creando valor con activos intangibles

2

Fuente: Cortesía

Te has preguntado: ¿cuánto vale tu empresa? probablemente sí; pero si hoy llegara un inversionista a hacerte una oferta de compra por ella, sabes ¿cómo obtener el mayor provecho?

La respuesta está en tus clientes, proveedores, tu cadena de suministro, el know how, los canales de distribución, tu marca, que también son activos y generan valor para tu compañía. Estos son algunos ejemplos de activos intangibles, que en su nombre lleva el significado, son activos de naturaleza inmaterial porque no se pueden percibir físicamente; pero, son susceptibles de valoración económica y también producen beneficios en la compañía: como el mejorar la calidad, garantizar financiamientos, reducir costos y gastos e incrementar las ventas. Su importancia radica en que suelen tener un valor muy superior al de otros activos físicos tradicionales, y que se pueden aprovechar financiera, fiscal y patrimonialmente.

Deja de pensar que tu empresa vale solo los activos fijos: la planta, la maquinaria, los camiones, o sus activos menos sus pasivos; dale más valor a tu empresa y empieza a reconocer en la información financiera el valor de tus procesos internos, de tu forma de hacer negocios, la posición de tu marca, los desarrollos tecnológicos o software; empieza a identificar todos los activos intangibles para su posible reconocimiento. Y así demuestra el verdadero valor de mercado de tu empresa.

Durante mucho tiempo la contabilidad fue tradicional y arcaica; pero recientemente se plantearon en el ámbito empresarial y contable la necesidad de sintonizar la era de la información y la globalización; hoy en día las Normas de Información Financiera en su NIF C-8, definen a los activos intangibles como: “todos aquellos activos no monetarios identificables, sin sustancia física, que generarán beneficios económicos futuros controlados por la entidad”.

Dicha Norma permite el reconocimiento de estos activos; entre otros requisitos, si son adquiridos de tres formas:

· Generados Internamente

· Adquisición Individual de Terceros

· Adquisición a través de Negocios

Las empresas suelen desarrollar internamente activos intangibles sin saberlo y mucho menos sin aprovecharlos.

Por la adquisición de intangibles a través de Negocios, se debe soportar el reconocer contable, financiera y fiscalmente como activo intangible el crédito mercantil que en un futuro pague un tercero inversionista en su empresa, dado que el crédito mercantil para una compra o venta de negocios, es el diferencial existente entre el valor en libros y el precio de venta pactado que fiscalmente dicho diferencial no es deducible de acuerdo al artículo 28° fracción XII de la Ley del Impuesto Sobre la Renta; y el activo intangible si es deducible según los porcentajes de gastos y cargos diferidos del artículo 33° de la misma Ley.

Amigo empresario no desaproveche la oportunidad de generar ventajas competitivas en su empresa, ya que tendrán garantizado el éxito áquellas que estén ¡creando valor con activos intangibles!

El autor es Contador Público y Licenciado en Derecho. También es Socio de Innovación y Rentabilidad del DESPACHO ELIZONDO CANTU S.C.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.