Inicio México ¿Cuál es el mejor lugar para poner obras de arte millonarias? ¡El...

¿Cuál es el mejor lugar para poner obras de arte millonarias? ¡El baño!

¿Dónde exhibe uno de los principales coleccionistas de esculturas de bronce francesas e italianas del mundo sus piezas más preciadas? En el baño.

El arquitecto Peter Marino habló sobre el método inusual para exhibir su colección durante una conversación con Dominique Lévy de Lévy Gorvy Gallery y el columnista de arte de Bloomberg James Tarmy el jueves en el evento The Year Ahead: Luxury organizado por Bloomberg.

Marino argumentó que sus obras no son para inversiones a largo o corto plazo, sino que para mejorar su vida cotidiana. Es por eso que, señaló, coloca piezas de su colección en lugares íntimos.

“Tengo una gran colección de bronce y la cambio de lugar todo el tiempo”, admitió. “Pongo una [escultura] al lado de mi fregadero donde puedo verla muy bien. Despierto en la mañana, es lo primero que veo y lo último que veo antes de irme a la cama”.

Afirmó que no le interesan los lugares más predecibles o tradicionales de su casa. “Aprendes infinitamente más que si lo pusieras en el manto de la sala de estar”, aseguró. “¿Quién mira el manto?”

Lévy tiene su propia filosofía para exhibir arte. “No es necesario tener una gran pared blanca con una imagen en el medio”, explicó. “Tienes muchas maneras de presentar el arte y no creo que esto sea algo que hayamos hablado en algún momento”. La forma en la cual los coleccionistas exhiben sus obras, sostuvo, es “una instancia donde puedes ser muy creativo y bastante valiente”.

No se trata solo de estética. A veces, el lugar en donde se encuentran las obras puede incidir a la hora de conservarlas o deshacerse de ellas.

“Lo que siempre le digo a un cliente cuando quiere vender una obra de arte es: ‘¿por qué no cambiamos [la manera en que cuelga de] la pared primero y luego vemos?”‘, planteó Lévy.

Marino anunció a principios de este verano que abriría su propio centro de arte en Southampton, Long Island. Durante la conversación, el arquitecto de 69 años dijo que su “fantasía es que cuando me jubile en 20 años pueda dirigirlo”.