Inicio México Diputados del PRI van contra cobro de comisiones en bancos

Diputados del PRI van contra cobro de comisiones en bancos

CIUDAD DE MÉXICO-. Aunque senadores priistas pidieron, en noviembre pasado, revisar el tema con cautela, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados anunció este martes que va contra el cobro de comisiones en bancos.

En noviembre pasado, cuando el senador de Morena, Ricardo Monreal, presentó una iniciativa sobre el tema, los priistas pidieron revisar el tema con más cuidado.

Sin embargo, este martes, a través de su vicecoordinador parlamentario en San Lázaro, Rubén Moreira Valdez, el Revolucionario Institucional presentó una iniciativa de reformas al Artículo 4 Bis de Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

Plantea “que las entidades no puedan cobrar comisión por consulta de saldos, no sólo en ventanilla como se prevé actualmente, sino en cajero automático, aun cuando la operación se realice en una entidad diversa a aquella en la que el cliente contrató la tarjeta de débito o crédito”.

También propone “prohibir comisiones por apertura de crédito, la cual se considera un exceso, toda vez que el banco sustenta su ganancia en la tasa de interés, por lo que cualquier otro pago representa un sobrecosto”.

Establece “prohibir el cobro de comisiones por no mantener un saldo mínimo en una cuenta, por administración y/o manejo de cuenta, por disposición de efectivo y por cheque librado, por considerarse que se trata de cargos que generan un sobrecosto a los productos previamente contratados con las instituciones bancarias”.

Además, la iniciativa sugiere “que las entidades no puedan cobrar comisiones a establecimientos comerciales por recibir pagos con tarjeta de crédito o débito; para prohibirles el cobro de comisiones o intereses adicionales sobre los créditos por los que cobran intereses moratorios; para que únicamente puedan cobrar una comisión por concepto de anualidad de tarjeta de crédito, aun cuando hayan emitido más de una al mismo titular, exceptuando también de cualquier cargo adicional la compraventa de moneda extranjera o metales amonedados”.

Argumenta que “se busca repercutir de manera positiva en la economía de las familias mexicanas, que trabajan todos los días para construir un patrimonio que les permita garantizar estabilidad y un óptimo desarrollo”.