Inicio México El Lado Humano del Family Business

El Lado Humano del Family Business

Fuente: Cortesía

Estimado lector, la ocasión pasada platicamos desde el punto de vista técnico, de la Sucesión en la Empresa Familiar como una estrategia para preservar el negocio; pero ahora, abordaremos en el aspecto humano que resulta ser un verdadero dolor de cabeza para trascender el éxito en los Negocios Familiares.

Cuando en un Negocio Familiar se realiza el proceso de ceder la estafeta a la segunda o tercer generación, la trascendencia es sumamente significativa; pues conlleva en los familiares un apego emocional muy profundo y se debe lidiar con los siguientes aspectos:

Gobierno Paternalista.- la autoridad que se ha ejercido por un único líder en todo el tiempo, tiende a ser paternalista y proteccionista.

Cultura Generacional.- hay una brecha generacionales y los miembros de la familia han recibido distinta educación, valores, costumbres; por ende, todos perciben y canalizan la situación de distinta forma.

Intereses Individuales.– mientras el líder piensa en un plan, cada miembro de la familia ya tiene el propio y persiguen diferentes intereses.

Distintos Liderazgos.- hay un estilo personal en cada miembro de la familia.

Resistencia al Cambio.- se tiene miedo al fracaso de la sucesión, por el hecho de no ser el momento adecuado o que los sucesores no estén preparados para tomar las riendas a la empresa.

Te invito a que por un momento imagines a tu empresa familiar, eres el líder y estas en la etapa de retiro. Ya sabes que tu salida tendrá un impacto en los miembros de la familia, pues haz sido quien por mucho tiempo provee de riqueza a todo el grupo familiar. Ahora en la familia empezará una serie de desajustes emocionales que fijan los siguientes roles en las personas:

El “Desinteresado” es aquel que no le interesa el negocio, solo desea venderlo y obtener flujo económico inmediatamente.

El “Imitador” es el que forzosamente quiere ser el líder como el antecesor pero sin estar preparando para ello.

El “Aventurero” porque trae ideas nuevas y quiere cambiar completamente el rumbo del negocio.

El “Negativo” esta recio a cualquier cambio, desea que las cosas sigan igual y contradice cualquier decisión.

El “Envidioso” ese que no puede ser el líder y está dispuesto a todo para que el resto de los miembros tampoco lo sean.

Y la lista puede continuar. Es por eso que en el Plan de Sucesión Familiar para mantener amorosamente los lazos familiares, se deben usar herramientas de Desarrollo Organizacional con Enfoque Sistémico que posibiliten acciones emergentes, de manera que lidiar con estos aspectos humanos no sea una piedra en el camino para que el negocio fracase, sino más bien un aliado potenciador para garantizar la subsistencia y el éxito de la Empresa a través del tiempo.

Amigo empresario; en nuestra experiencia en “el lado humano del Family Business”, hemos sido consultores que acompañamos a nuestros clientes a co-crear soluciones con Responsabilidad y Compromiso aceptadas desde la voluntad, para aumentar la probabilidad de que el proceso de Sucesión Familiar sea satisfactorio y exitoso para todos.

El autor es Contador Público y Licenciado en Derecho y Socio de Innovación y Rentabilidad del Despacho Elizondo Cantú, S. C.

Opine usted: [email protected]

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.