El PAN dialogará con otros partidos en busca de formar un frente anti PRI

El PAN ha arrancado su carrera interna rumbo a las presidenciales de 2018. Con las elecciones de junio en el retrovisor, el partido inició el largo camino para recuperar la presidencia que perdió en 2012 a manos del PRI. Para conseguirlo, la derecha dialogará con otros partidos en busca de conformar un gran bloque opositor anti PRI. El PAN parte con tres claros aspirantes y la difícil misión de no fracturarse en un proceso interno que arrancará en septiembre y que requerirá la unidad de un partido que fue arrollado por la poderosa maquinaria tricolor en los comicios del Estado de México y Coahuila.

La Comisión Permanente del PAN se reunió la tarde de este jueves. Los tres principales candidatos—Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle— estuvieron presentes en el encuentro, que se extendió hasta la madrugada de este viernes. Los candidatos potenciales contrastaron sus visiones durante siete horas. Zavala, la puntera en las preferencias y esposa del expresidente Felipe Calderón, no pudo conseguir lo que deseaba. La ex primera dama arribó a las oficinas del partido todavía seguida de la polémica que generó hace algunos días al lanzar un ultimátum a la dirigencia. Zavala, que está recorriendo el país en autobús en busca de apoyos, había exigido a Ricardo Anaya adelantar los tiempos y elegir ya un candidato del PAN. La urgencia era para contener la pérdida de terreno frente a Andrés Manuel López Obrador, que lleva meses promoviéndose para una tercera candidatura presidencial.

Pero el PAN no adelantó los tiempos de su contienda interna. El partido aprobó crear en agosto una comisión que  la elección. Los trabajos para definir al candidato del PAN iniciarán el 29 de septiembre, un mes antes del tiempo oficial marcado por la ley electoral para definir a los abanderados que competirán en las elecciones de 2018.

“Estoy convencida de que puedo ganar a lo que representa el pasado”, dijo Zavala el jueves en referencia al PRI y a Andrés Manuel López Obrador. Calderón, que no asistió a la reunión porque se encontraba en Boston, ha presionado fuertemente en favor de su esposa. El expresidente se burló el miércoles en redes sociales de que Anaya no ha podido rebasar a Zavala en los sondeos a pesar de tener en sus manos un poderoso aparato de propaganda. El joven dirigente del PAN tiene a su disposición 1.4 millones de mensajes en radio y televisión, unos 1.200 diarios. “¿Qué pasaría si el PAN apoyara a su candidata más avanzada en lugar de bloquearla?”, preguntó el exmandatario en Twitter.

Pero las encuestas han jugado desfavorablemente al partido. Esa fue la lección que dejó el Estado de México. Josefina Vázquez Mota, la candidata del PAN, era la mejor valorada en los sondeos rumbo a las elecciones. El 4 de junio, no obstante, quedó en el cuarto sitio de las preferencias. Los panistas aprovecharon la jornada de ayer para hacer una valoración de los procesos en Coahuila, Estado de México y Nayarit. En el primer estado, la elección está impugnada tras el triunfo del PRI. En el tercero, el partido ganó gracias a una alianza con el PRD, de izquierdas.

Ese fue uno de los temas principales de la noche. “Se coincidió en la necesidad de promover un acercamiento con diferentes actores políticos, sociales y académicos a fin de trabajar un frente amplio opositor de cara a las elecciones federales de 2018 con el objetivo de lograr un cambio de régimen en México”, informó el partido en un comunicado esta madrugada. Esta idea era promovida, entre otros, por Rafael Moreno Valle, el exgobernador de Puebla y el tercer aspirante en la contienda interna. Esta fórmula ha auxiliado al partido a derrotar al PRI en Durango, Veracruz, Quintana Roo y Nayarit. La organización parte rumbo a las presidenciales con una posición inmejorable: en 2018 gobernará 12 de los 32 estados del país.

Gustavo Madero, expresidente del PAN, coordinará la plataforma política del partido hacia 2018. Madero, quien ha sido diputado, tiene experiencia dialogando con otras fuerzas políticas, sobre todo el PRD. El exdirigente, que impulsó a Anaya a la presidencia del partido, fue uno de los negociadores de la derecha en las charlas que dieron forma al Pacto por México, el programa de reformas que el Gobierno de Enrique Peña Nieto impulsó junto a los dos partidos de la oposición.

Loading...