Inicio México El petróleo mexicano, hacia su mayor caída mensual desde diciembre de 2014

El petróleo mexicano, hacia su mayor caída mensual desde diciembre de 2014

La mezcla mexicana de exportación se alineó a la tendencia bajista de los principales crudos internacionales, al perder 20 centavos respecto a su nivel del lunes y venderse en 54.68 dólares el barril, informó Pemex.

Con el movimiento de este martes, el petróleo mexicano se encamina a su mayor caída mensual al registrar una reducción en su precio de 15.49 dólares, su mayor caída desde diciembre de 2014, cuando perdió poco más de 24 dólares.

De acuerdo con Banco Base, el petróleo concluyó la sesión con mínimos cambios, mientras los participantes del mercado buscaban un piso para la cotización de los principales crudos.

En el mercado Nymex, la futuro del crudo West Texas Intermediate (WTI) con vencimiento para diciembre registró una pérdida de 38 centavos para quedar en 51.25 dólares por barril; en tanto que en la plaza ICE, el Brent para entrega en enero de 2019 retrocedió 61 centavos, al finalizar las transacciones en 59.87 dólares.

Las presiones a la baja en el precio del crudo se debieron al fortalecimiento del dólar estadounidense, derivado del aumento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, así como a la expectativa de mayores tasas de interés en el vecino país del norte, al menos en 2019.

En su reporte a los inversionistas, la institución financiera expuso que el fortalecimiento del dólar disminuyó la demanda por materias primas, pues las hace menos accesibles para inversionistas que tienen otras divisas.

Pero, la atención de los inversionistas estará en la reunión del G-20 en Argentina y en la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de principios de diciembre.

Los líderes del G-20 se reúnen el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires, con la disputa comercial entre Washington y Pekín en el primer lugar de la agenda. Pero también se espera que discutan la política petrolera, dado que Rusia, Estados Unidos y Arabia Saudita, los tres mayores productores de crudo de crudo del mundo, estarán presentes.

En materia comercial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está abierto a alcanzar un acuerdo con Pekín, pero también está preparado para elevar los aranceles a los envíos de China si no hay un avance en las conversaciones comerciales durante una cena con el líder Xi Jinping la noche del sábado, dijo el martes el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow.

En lo que se refiere a la producción de petróleo, los tres mayores productores de crudo del mundo -Rusia, Estados Unidos y Arabia Saudita- asistirán a la cumbre del G-20, lo que plantea la posibilidad de que se discuta la política energética. Además, la OPEP se reunirá el 6 de diciembre en Viena y también participarán aliados del grupo, incluyendo a Moscú.

El mercado estará atento a algún comunicado en el que la OPEP y sus aliados confirmen una disminución de la producción petrolera, reduciendo así los suministros globales.

Base explicó que el mercado espera un recorte en al menos un millón de barriles diarios, aunque prevé que se necesitará bajar a 1.4 millones de barriles para aliviar la sobreoferta.

De forma preliminar, el Instituto Americano de Petróleo (API por sus siglas en inglés) informó que los inventarios de crudo de los Estados Unidos aumentaron 3.5 millones de barriles al cierre de la semana anterior, en tanto que las existencias de gasolinas se redujeron 2.6 millones de barriles.

Elaborada con información de Notimex y Reuters