Eliminar corrupción y violencia, ofrecen los presidenciables

5

En el arranque de la campaña por la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Margarita Zavala tuvieron tres puntos de coincidencia en sus discursos: el combate “implacable” a la corrupción, erradicar los feminicidios y la violencia de género, y resolver la inseguridad.

López Obrador prometió acabar de tajo con la corrupción, los privilegios y la impunidad, porque “nunca antes se había padecido de tanta corrupción como ahora, desde la época de la Colonia” y ofreció impulsar una reforma para eliminar el fuero, empezando por el Presidente.

Y de nuevo echó abajo las reformas ya existentes: “Se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. O para que nadie se vaya a espantar, lo voy a decir de manera más suave. Vamos a ponernos de acuerdo con los maestros y los padres para elaborar un plan educativo, sin afectar los derechos laborales de los maestros”.

José Antonio Meade, de la alianza Todos por México (PRI-PVEM-Panal), ofreció ser “implacable” y “sacar a la corrupción de la política”, y también planteó ser “el primer Presidente sin fuero”.

Margarita Zavala, candidata sin partido, también fue por la lucha anticorrupción. “Soy honesta, sí, pero me tengo que acompañar de gente honesta. Privilegiaré la transparencia para que sepan a qué va cada peso aportado por los mexicanos a través de sus impuestos”, expresó.

Sobre los feminicidios, la única mujer en la boleta centró su acto de campaña en Ecatepec con la consigna “ni una más”, y propuso un plan de tres “p”: prioridad, presupuesto y prevención para combatirlos.

Al respecto, López Obrador, puso énfasis en que ahí donde arrancó su campaña, Ciudad Juárez, comenzó “el horror de los feminicidios que, desgraciadamente, siguen ocurriendo en todo el país”.

Desde Mérida, Meade Kuribreña puso como el número uno en la lista de sus siete compromisos la atención a la mujer: salarios equitativos para mujeres, además de terminar con el acoso y con los feminicidios.

En Jalisco, Anaya Cortés prometió “ser implacables frente a la violencia contra mujeres” porque “no es normal que hayan aumentado 70 por ciento los feminicidios”, y que esos cambios también pasan por igualar salarios entre mujeres y hombres.

Un tercer punto de coincidencia de los cuatro aspirantes fue la inseguridad. El exsecretario de Hacienda aseguró que combatirá “tanto al crimen, como a sus causas, que comienzan con la desigualdad, pero se profundizan con la impunidad”.

En tanto, el abanderado de Por México al Frente (PAN-PRD-MC) advirtió que “no podemos seguir viviendo con estos niveles de violencia en nuestro país (…) La seguridad será nuestra máxima prioridad”.

Mientras, el candidato de Morena sostuvo que atacará las condiciones de pobreza y marginación, pues son el mayor caldo de cultivo para que los jóvenes caigan en el círculo del narcotráfico y de la violencia.

Por último, Zavala afirmó que la inseguridad es la misma cara de la corrupción, por lo que combatirá de manera conjunta ambos males.

López Obrador y Meade Kuribreña hicieron énfasis en el desarrollo económico y social.

El primero señaló como uno de sus principales objetivos que establezca un estado de bienestar. Mientras, el priista comprometió una inversión de 30 mil millones de pesos para mejorar la calidad hospitalaria, aumentar el sueldo a maestros y aplicar el modelo dual, para que los jóvenes estudien y trabajen.