Inicio México Eliminará Morena 617 plazas burocráticas en San Lázaro

Eliminará Morena 617 plazas burocráticas en San Lázaro

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados denunció que, durante las revisiones de las cuentas y los recursos que se gastan en el Palacio Legislativo, se encontró que existen 617 plazas de la alta ‘burocracia dorada’, con sueldos superiores a los 315 mil pesos mensuales.

Al proponer una reforma a la Ley Orgánica del Congreso General, a través del diputado Javier Hidalgo, Morena acusó que “en los últimos diez años convirtieron a la Cámara en un botín, donde se creaban y repartían cargos innecesarios, con altísimos salarios a costa del erario público y con fines absolutamente políticos”.

El legislador explicó en tribuna que “en un analítico de plazas y remuneraciones de la alta burocracia de la Cámara de Diputados, se desglosa cómo su secretario general gana 315 mil pesos mensuales brutos; los tres secretarios de servicios ganan 275 mil pesos al mes cada uno”.

“Lo anterior sumados a 24 directores generales que ganan un promedio de 240 mil pesos al mes cada uno, y a los 66 directores de área con un salario promedio de 170 mil pesos mensuales cada uno”, enlistó.

“Esto sin contar a las decenas de coordinadores, subdirectores, jefes de unidad, homólogos, todos, todos con sueldos de cientos, cientos de miles de pesos”, abundó.

En resumen -destacó- “hablo de 617 plazas administrativas de la alta burocracia administrativa, que no son para atender las necesidades de una nación ni tampoco son para atender las necesidades de una de las grandes urbes de este país”.

“Todo, todo con el solo motivo de tener una ‘nómina dorada’ y sin ninguna responsabilidad. Esto explica por qué en la última década se aumentó el presupuesto de esta Cámara de cuatro mil 750 millones de pesos en 2010, con 500 diputados, a ocho mil 439 millones de pesos, también con la misma cantidad de 500 diputados”, anotó.

Estos sueldos “se equipararon desde la ley a puestos de alto rango de la burocracia con cada una de las secretarías del Estado mexicano”, consideró.

Por eso, argumentó que la propuesta de reforma busca que sea una nueva Cámara de Diputados “transparente y austero, que pongamos el ejemplo. La austeridad y transparencia en este recinto es una necesidad de suma, de urgente necesidad”.

“Se propone desaparecer estos puestos creados y eficientar el manejo administrativo de la Cámara, unificando a los Centros de Estudios en uno solo reduciendo los cargos burocráticos, al fusionar facultades y no exigir una plaza bien remunerada para cada una”, expuso.

Además, “transparentar con máxima publicidad las subvenciones de los grupos parlamentarios con miras a regularlas y reducirlas”.