Ellos venden mariguana para perros… y ya preparan para gatos

10

La estadounidense, Panacea Life Sciences, tras atender la demanda del mercado de cannábicos de uso medicinal para personas, desarrolló productos para el segmento de mascotas, particularmente para perros, y próximamente lanzará un producto para gatos, anticipó el presidente de la empresa, James Baumgartner.

En entrevista, Baumgartner mencionó que para su uso veterinario la firma desarrolló fórmulas derivadas de cannabinoides para perros y caballos, y actualmente trabaja en nuevos productos para el segmento.

“Desarrollamos unas cápsulas de cannabinoides para perros sólo con CDB (cannabidol, uno de los componentes del cannabis), sin THC (tetrahidrocannabinol), porque éste es tóxico para los perros”, expuso.

El producto es un coadyuvante en el tratamiento de padecimientos de las mascotas, como cáncer, problemas de articulaciones o postoperatorios, así como para aliviar problemas de ansiedad o estrés.

“También tenemos tabletas para caballos, y estamos trabajando una fórmula para perros de razas pequeñas, y próximamente saldremos al mercado con un producto para gatos”, detalló.

Baumgartner destacó el potencial de mercado que hay para el uso del cannabis en el sector veterinario, ya que las personas se preocupan cada vez más por la salud de sus mascotas y realizan un mayor gasto en ellas.

Las personas aman a sus mascotas, y en Estados Unidos, por ejemplo, el gasto en mascotas es de alrededor de 16 mil millones de dólares al año, así que es un mercado potencial”, sostuvo.

Comentó que en México no hay una empresa que se enfoque a este ámbito, por lo que serían la primera compañía en participar en este nicho de negocio en el país, en cuanto se establezca la regulación correspondiente.

Para el consumo humano, Panacea Life Sciences se dedica a la investigación y desarrollo de productos diseñados para identificar y tratar siete categorías principales de afecciones médicas.

Entre ellos, se encuentran fórmulas para atender efectos secundarios de productos farmacéuticos convencionales, incluidos analgésicos basados en opiáceos, antiinflamatorios, medicamentos biológicos, antidepresivos y medicamentos para dormir.

Baumgartner refirió que el aceite cannábico para personas se dosifica, dependiendo del padecimiento, pues es distinta una fibromialgia de un caso de control de la ansiedad.