EU se vuelve a mostrar hermético en reglas de origen de TLCAN

Las conversaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se intensificaron este sábado en el inicio de la tercera ronda de negociaciones de siete que se tienen planeadas, pues los negociadores estadounidenses parecían dispuestos una vez más a no revelar sus propuestas sobre las reglas de origen para los autos.

Equipos negociadores de Canadá, Estados Unidos y México arrancaron en Ottawa la tercera ronda en medio de advertencias de expertos de que el tiempo se está agotando para sellar un acuerdo para finales del año, tal como está planeado.

Sin embargo, el jefe de los negociadorees mexicanos, Kenneth Smith, dijo que no hay cambios en el plan.

“Tenemos un calendario por ahora hasta el final del año y eso se mantendría”, dijo Smith, a periodistas en Ottawa.

Uno de los temas clave para la administración de Donald Trump es el reajuste de las reglas de origen de los autos, ya que éstas dictan gran parte de cuánto de los componentes de un vehículo debe originarse dentro de Norteamérica para calificar para el estatus de libre de aranceles bajo el TLCAN.

El equipo estadounidense no mencionó metas específicas en las primeras dos rondas y el jefe de los negociadores de Canadá para el TLCAN, Steve Verheul, dijo que pensaba que Estados Unidos no revelará propuestas específicas para las normas de origen de los autos en Ottawa.

“No estamos esperando eso, no”, dijo a periodistas Verheul, que predijo que el ritmo de las negociaciones se acelerará.

De acuerdo con un calendario de la ronda obtenido por Reuters, las reglas de origen se discutirán martes y miércoles.

Reforzar estas reglas es uno de los principales objetivos de Washington para la modernización del TLCAN y las declaraciones de Verheul sobre la falta de demandas específicas de Estados Unidos implica que quedan apenas cuatro rondas para abordar el tema.

Trump quiere que más contenido de los autos sea hecho en Estados Unidos, apuntando a déficits comerciales de 64 mil millones de dólares con México y de 11 mil millones de dólares con Canadá. El mandatario dice que el TLCAN está sesgado contra su país y ha amenazado con dejar el acuerdo a menos que consiga sus demandas.

Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Partes Automotrices de Canadá, dijo el viernes por la tarde que sentía que era muy temprano para detallar las propuestas de reglas de origen dado que los funcionarios de Estados Unidos todavía estaban hablando con la industria local.

“Está bien por nosotros si se toman un poco más de tiempo, así todos entendemos cuáles son nuestros intereses y hacemos el acuerdo correcto. No necesitamos un acuerdo temprano”, señaló.

Por su parte, el jefe negociador de Estados Unidos, John Melle, dijo de cara a las negociaciones que su equipo presentará nuevas propuestas de texto y comenzará a analizar temas más complejos.

Otro tema complicado es el laboral, dadas las quejas de sindicatos estadounidenses y canadienses sobre los bajos sueldos que se pagan en México, que le da a este país ventajas en el lado manufacturero.

Se prevé que Estados Unidos presentará propuestas sobre propiedad intelectual e inversión, dijeron fuentes en conocimiento de las discusiones. Otras áreas de conflicto incluyen algunos mecanismos de arreglo de disputas.

Funcionarios canadienses y mexicanos, así como empresarios estadounidenses, ya han rechazado una propuesta de Washington de incluir una cláusula de extinción de cinco años en el acuerdo actualizado, diciendo que suma incertidumbre a la planificación de inversión de las empresas.

Loading...