FilminLatino celebra su segundo aniversario con más cine

10

A dos años de su puesta en línea, FilminLatino se ha convertido en el escaparate del cine independiente mexicano e internacional que no ofrecen las grandes plataformas de streaming, lo que le ha llevado a ser un oasis dentro de la era digital donde la oferta del cine en línea abarca todo tipo de público, reorientando los hábitos del consumo de los contenidos audiovisuales.

Grandes clásicos como Luis Buñuel, Akira Kurosawa, Ingmar Bergman, Roberto Rossellini, Alfred Hitchcock; comedias francesas, documentales, series y las nuevas voces del cine contemporáneo, conviven de manera orgánica gracias al trabajo curatorial con el que FilminLatino se presenta para facilitar la búsqueda del usuario entre más de 1.600 títulos que lo conforman.

Distinguiéndose no sólo por su contenido sino también por ser una plataforma con una selección especial llamada GratisMx, que con sólo registrarte tienes acceso sin costo a más de 200 títulos que incluyen largometrajes de ficción, documentales y cortos mexicanos.

A 24 meses del inicio de esta iniciativa, la plataforma mexicana desarrollada por la Secretaría de Cultura y el Instituto Mexicano de Cinematografía, cuenta ahora con más de 50.000 usuarios registrados y con más de un millón de visitas. Ofreciendo diversas modalidades de pago que van de 69 pesos al mes (4 dólares), 390 los seis meses (22 dólares), o bien, la renta individual por película desde 25 (1,42 dólares) y hasta 35 pesos (2 dólares).

Para sumar a sus suscriptores, FilminLatino pone en línea funciones especiales de las películas: Huicholes: los últimos Guardianes del Peyote, de Hernán Vilchez; Los Herederos, de Jorge Hernández Aldana y Los Hámsters, de Gil González.

De las películas más vistas en los dos años de FilminLatino, le recomendamos:

Profundo carmesí, de Arturo Ripstein (Francia, México, España – 1995)

Fotograma de 'Profundo carmesí'.Fotograma de ‘Profundo carmesí’.

Adicta a las revistas románticas y enamorada platónica de Charles Boyer, la enfermera Coral vive amargada por su gordura y por la falta de un amor en su vida. Mediante un correo sentimental conoce a Nicolás Estrella, un estafador especializado en mujeres solitarias. Nicolás la rechaza por no ser rica, pero ella está determinada a obtener su amor a toda costa, sin importarle que esta obsesión la conduzca a una cadena de sangrientos crímenes.

Cabeza de vaca, de Nicolás Echevarría (España, Reino Unido, México, Estados Unidos – 1991)

Fotograma de 'Cabeza de vaca'.Fotograma de ‘Cabeza de vaca’.

En 1527, durante los primeros años de la conquista española, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, tesorero de Carlos I de España, se embarca en la expedición de Pánfilo de Narváez a Florida. La expedición naufraga en las costas de Louisiana. Alvar es hecho prisionero y convertido en esclavo. Después de sufrir todo tipo de humillaciones es dejado en libertad. Se reencuentra con cuatro compañeros y juntos emprenden un viaje de cuatro años que culminará en lo que hoy es el territorio de Sinaloa.

Quebranto, de Roberto Fiesco (México, 2013)

Fotograma de 'Quebranto'.Fotograma de ‘Quebranto’.

Evoca la memoria y el testimonio de dos personajes: Fernando García, conocido como Pinolito, durante su desempeño como actor infantil en la década de los años setenta; y doña Lilia Ortega, su madre, también actriz. Fernando se asumió como mujer transexual hace algunos años y ahora se hace llamar Coral Bonelli. Ambos viven en Garibaldi añorando su pasado fílmico, mientras Coral enfrenta con valor su identidad genérica.

Te prometo anarquía, de Julio Hernández cordón (México-Alemania, 2015)

Miguel y Johnny son amigos y amantes, se conocen desde la infancia y pasan el tiempo patinando con sus amigos en las calles de la Ciudad de México. Venden su propia sangre y consiguen donadores para el mercado negro.

Luz silenciosa, de Carlos Reygadas (México, Alemania, Francia, 2012)

Fotograma de 'Luz silenciosa'.Fotograma de ‘Luz silenciosa’.

La comunidad de los menonitas, establecida en el norte de México, tiene un sistema de educación propio y un peculiar régimen de libertades civiles. Viven en comunidades agrícolas sin ningún tipo de energía eléctrica y son reticentes al uso de los medios de comunicación, pero sí aceptan la medicina. En un mundo cerrado, con valores tan arraigados, un padre de familia como Johan se ha enamorado de otra mujer, comenzando una historia de amor ilícita, que contradice la ley de Dios y la del hombre.