Inicio México Gobernador de Alaska emite declaración de desastre tras sismo de magnitud 7

Gobernador de Alaska emite declaración de desastre tras sismo de magnitud 7

ANCHORAGE.- El gobernador de Alaska, Bill Walker, emitió una declaración de desastre para la entidad luego de que un terremoto de 7.0 grados sacudió este viernes la región sur del estado y causó severos daños a edificios, carreteras y al servicio de electricidad, pero sin dejar víctimas mortales.

“Después de un gran terremoto, he emitido una declaración de desastre y he estado en contacto directo con la Casa Blanca”, informó el gobernador en un mensaje en su cuenta de Twitter, al agregar que se está trabajando con el personal de emergencia “para asegurarnos de que los habitantes de Alaska estén a salvo”.

El temblor se registró a las 08:29 horas locales y el epicentro se ubicó en la región conocida como Point MacKenzie, a unos 12 kilómetros al norte de Anchorage, precisó el Centro de Información de Terremotos en Golden, Colorado. Después hubo una réplica de 5.7.

El sismo sacudió violentamente la región más poblada del estado, cuando la gente comenzaba a llegar a sus oficinas para iniciar su jornada laboral.

El Centro de Advertencia de Tsunamis de Estados Unidos en Palmer, Alaska, emitió una alerta para la región centro-sur de Alaska, incluyendo Kenai, Kodiak. La alerta fue levantada poco tiempo después sin incidentes.

Al menos unas 20 réplicas de entre 3.0 y 5.1 grados se registraron en las siguientes dos horas después del terremoto.

De acuerdo con el sitio de internet del diario Anchorage Daily News, hubo informes de fuertes daños a la infraestructura del estado.

La autopista Glenn Highway se cerró al norte del río Eagle debido a los daños que sufrió y se produjo un colapso en el cruce carretero de International Airport Road y Minnesota Boulevard, en Anchorage.

La autopista Seward, que une a Anchorage con el Parque Nacional Kenai Fjords, está cerrada en ambas direcciones debido a un derrumbe, dijo la vocera del Departamento de Transporte de Alaska, Meadow Bailey.

Hay equipos que revisan carreteras y puentes en todo Alaska “porque esto se sintió hasta Tok y Valdez”, añadió la vocera.

También se reportaron cortes de energía y telefonía en la región, mientras que la empresa de gas de Alaska Southcental, Enstar, está evaluando la situación por daños, indicaron las autoridades.

Tras el terremoto, las oficinas del Anchorage Daily News registraron grietas en sus paredes y daños en los paneles del techo.

Se emitió una alerta de tsunami para las áreas costeras del sur de Alaska en la Ensenada de Cook y parte de la península de Kenai. La policía en Kodiak advirtió a los habitantes del pueblo del mismo nombre que se resguardaran en “zonas más altas de inmediato”.

Michael Burgy, técnico del Centro Nacional de Alertas de Tsunami en Palmer, Alaska, dijo que la alerta se emitió automáticamente basándose en la magnitud del sismo y su proximidad a la costa. Los científicos monitorearon las mediciones para determinar si el terremoto generó olas de mayor tamaño. Como no hubo ninguna, cancelaron el alerta.

El 27 de marzo de 1964, Alaska fue sacudida por el terremoto más fuerte en la historia de Estados Unidos, centrado a unos 120 kilómetros al este de Anchorage. EL sismo de 9.2, con duración de cuatro minutos y medio, y el subsecuente tsunami cobraron 130 vidas.

Con información de AP y Notimex.