Gobierno sustituye medicamento contra VIH con ‘genérico’ riesgoso para pacientes

18

En la última actualización del cuadro básico de medicamentos del Consejo de Salubridad General se incluyeron dos antirretrovirales que no son genéricos sino sustitutos terapéuticos que se ocupan en la atención de las personas que padecen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), estos pueden resultar riesgosos para los pacientes, advirtió la agrupación Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS.

De acuerdo con la organización civil, el Tenofovir Disoproxil Fumarato y al Tenofovir Disoprovil Succinato, con clave 4396, y el Darunavir y el Etanonanato, claves 4289 y 5860 (400 y 600 miligramos), ocupadas tanto en el Seguro Popular, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pueden tener efectos adversos en los pacientes, ya que se requieren, en la primera, una dieta rica en lípidos y, en la segunda, puede presentar concentraciones distintas del fármaco.

Actualmente, la organización civil solicitó, el pasado 22 de febrero, al Consejo de Salubridad General la separación de claves derivados que no son medicamentos genéricos intercambiables, sino sustituto farmacéutico según la NOM 177.

De acuerdo con Luis Adrián Quiroz, coordinador general de la Organización de Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS, resulta un hecho inédito que el Consejo aprobara la separación de claves, porque faltó al acuerdo pactado con la organización civil.

Detalló que, “parte de estos acuerdos fue que se pusieran los detalles en la descripción del fármaco, pero Rosa María Galindo, que es la encargada de aprobación de cuadros básicos, no cumplió con lo pactado y tal pareciera que estaba aludiendo a sus compromisos”.

El líder aseguró que la agrupación de pacientes está sumamente preocupada de que en las licitaciones del Gobierno de este año se compren productos que no estén descritos en la guía de medicamentos del Conasida, que es de uso obligatorio para el Sistema Nacional de Salud, de acuerdo al DOF.

Los sustitutos tampoco se encuentran en la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos (FEUM), documento expedido por la propia Secretaría de Salud que funge como ‘recetario oficial’ del país para la fabricación de medicamentos genéricos.

En un caso parecido se encuentra un medicamento genérico para el Darunavir, que tampoco cuenta con los mismos efectos de su original.

“Estamos hablando de alrededor de 40 mil pacientes que usan este tipo de fármacos. En una reunión que se tuvo con el CNS se comprometieron a que los medicamentos tendrían instrucciones especiales y más información para los pacientes, pero vemos que no lo han hecho así”, comentó Quiróz.