Graco Ramírez ‘desaparece’ casi 400 mdp de fideicomiso

6

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, extinguió un fideicomiso creado por su antecesor, el panista Marco Adame, denominado ‘de Competitividad y Promoción del Empleo‘ (Fidecomp), que se nutría del dos por ciento de impuestos sobre nómina de empleados pertenecientes a la iniciativa privada. Hace tres semanas, con la ayuda del Congreso local, el Fidecomp fue extinguido, pero nunca se informó del destino que se le dio a 372 millones 552 mil 993 pesos que había en sus arcas.

En 2010, luego de intensas negociaciones con el sector privado, el entonces gobernador, Marco Adame, creó el Fidecomp que, de acuerdo con sus reglas de operación, recibiría la mitad del ingreso por concepto del dos por ciento de impuesto sobre nóminas que se cobra en aquella entidad, mientras que la otra mitad se iría al gasto corriente de la administración estatal.

Sin embargo, desde finales de 2012 y hasta julio de este año, es decir, durante la gestión del perredista Graco Ramírez, el Fidecomp dejó de percibir 372 millones 552 mil 993 pesos, de los cuales 48 millones 662 mil 443 pesos corresponden a 2012; 19 millones 626 mil 540 pesos, a 2016; 218 millones 598 mil 50 pesos, a 2017 y 85 millones 665 mil 960 pesos a 2018.

Este fideicomiso fue creado con la finalidad de contar con recursos económicos para echar a andar proyectos productivos que impulsaran el desarrollo y la competitividad de aquella entidad en el país y fuera de él, tratando de impulsar inversiones nacionales y extranjeras.

Empero, cuatro proyectos que se iban a echar a andar durante 2015, por un monto de 80 millones 392 mil 190 pesos, tuvieron que ser cancelados, mientras que para 2016 los proyectos cancelados fueron tres, por un monto de nueve millones 410 mil 606 pesos y, para 2017, fueron 20, por un importe de 69 millones 781 mil 91 pesos y, para este año, los proyectos cancelados fueron seis, por un monto de 64 millones 304 mil 586 pesos. En total, los proyectos cancelados ascienden a 223 millones 888 mil 475 pesos.

Pero el daño no sólo fue para el Fidecomp, sino que este fideicomiso, también de acuerdo a sus reglas de operación, debía entregar el veinte por ciento de sus ingresos a otro fideicomiso, el del Fondo Desarrollo Empresarial y Promoción de la Inversión (Fifodepi) al que se le quedaron a deber 72 millones 845 mil 865 pesos.

Asimismo, el Fidecomp debía entregar el cinco por ciento de sus ingresos a otro fideicomiso denominado Del Joven emprendedor, al que finalmente no se le entregaron 25 millones 445 mil 956 pesos.

Ángel Adame, actual presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Morelos y una de las figuras clave para la operación del Fidecomp durante la administración de Marco Adame, dio a conocer que la autoridad judicial ya dio entrada a los primeros amparos en contra de la extinción de este fideicomiso y que fueron ingresados por empresarios del propio CCE y de la Canacintra.

En entrevista con El Financiero, Adame dijo que, “al enterarnos de esta medida, de inmediato fuimos al congreso local, donde vimos que la mayoría de los diputados que aprobaron la extinción del Fidecomp se disculparon en tribuna porque ni siquiera leyeron de qué se trataba la iniciativa del gobernador”.

Añadió que “de acuerdo con lo que aprobaron, no va a desaparecer el impuesto sobre la nómina, sino que ahora ese dinero va a ir a parar a la Fiscalía del Estado, solo que con este redireccionamiento del impuesto, el nuevo fideicomiso va a empezar de cero y los casi 400 millones de pesos que los empresarios le hemos aportado al Fidecomp ya desaparecieron”.

Consultado al respecto, Gerardo Becerra, próximo comisionado para la transparencia en aquella entidad y que tomará posesión del encargo cuando Cuauhtémoc Blanco asuma la gubernatura, dijo que “esta y otras muchas fechorías cometidas por el actual gobernador y su grupo serán investigadas y los responsables estarán en la cárcel”.