Hirving Lozano entusiasma a Maradona

15

Diego Maradona fumaba un puro plácidamente. Había acudido junto con su plantel del  Al Fujairah, equipo de los Emiratos Árabes, a ver el inicio de la liga holandesa. Era un PSV Eindhoven contra el AZ Alkmaar. Allí hacía su debut en la primera división el mexicano Hirving Lozano, el jugador con una hache extra en su nombre, el fichaje promesa. 

Lozano se ganó un lugar en el once inicial del entrenador Phillip Cocu. Tan rápido llegó, el chico nuevo se ganó el puesto por la banda izquierda, al ataque, listo para desquiciar defensas. El primer gol del partido fue del AZ. Hirving empezó a mover los hilos del PSV en las salidas a velocidad. Al minuto 31, el mexicano tomó un balón por su lado, avanzó metros, engañó al defensa, al portero e hizo el gol. El primero en su trayectoria en Europa. Y desde el palco lo veía un Maradona que robó la atención al tomarse fotos, al alentar el partido como si fuera un hincha más. 

A la siguiente jugada, Lozano se escapó por la izquierda. Le ganó la espalda al defensor. Quedó de frente al meta Marco Bizot, se lo quitó con un movimiento de cadera, chutó y Svensson llegó para sacar la pelota. Maradona veía al campo y lo señalaba. Un minuto después, Locadia, compañero del mexicano, le dejó otro mano a mano. Hirving quería colgar el disparo en el ángulo. Poste. Cerca de concretar un gran primer día en la Eredivisie. Maradona se impresionó. Era como si se pusiera unos prismáticos al pasado para recordar esas tardes en Nápoles en las que driblaba a quien se le cruzara. 

Con 22 años, Lozano se convirtió en el fichaje más prometedor de un mexicano a Europa en esta temporada. Al atacante mexicano le buscaban desde Italia y también el Celta, pero el PSV Eindhoven lo convenció para comenzar su carrera en una liga donde brotan los nuevos talentos como Ronaldo, Romario,  Van Nistelrooy, Ibrahimovic y Luis Suárez. 

El partido terminó 3-2 a favor del Eindhoven. El equipo de Cocu logró dar un buen primer paso en la búsqueda de conquistar Holanda porque es el único campeonato que pueden amarrar luego de no alcanzar su clasificación a Europa League. Su siguiente partido será contra el NAC Breda. Sus verdaderos rivales a vencer serán el Ajax y el Feyenoord.  En Lozano tienen las gambetas aseguradas.