INE avala formato para primer debate presidencial

0

El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el formato del debate para el primer debate entre los candidatos presidenciales, programado para el 22 de abril de 2018, que será moderado por Denisse Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento.

Pese a la insistencia de los representantes de los partidos y candidatos que cuestionaron el rol protagónico de los moderadores, el Consejo General avaló la participación de tres periodistas, pues garantizó que tendrán una conducción imparcial.

Ante los comentarios de la representante de Margarita Zavala, Fernanda Caso, y de la representante legislativa del PRI, Mariana Benítez, sobre el tiempo que consumirán los moderadores durante el debate, el consejero Ciro Murayama precisó que los moderadores tendrán cuatro minutos por bloque y los candidatos ocuparán el resto del tiempo del encuentro que durará una hora 54 minutos.

“Al final, cada candidato presidencial tendrá 24 minutos en directo en radio y televisión nacional en horario de máxima audiencia. Es un tiempo precioso. ¿Lo van a aprovechar? Pues depende de ellos, nosotros estamos poniendo la cancha”, manifestó.

El consejero presidente Lorenzo Córdova reconoció que si bien la perspectiva de los representantes de los candidatos considera que los debates deben servir para posicionarlos, desde la autoridad electoral “debe ser ciega frente a los intereses que están en juego, tal vez con una sola excepción, los intereses de los ciudadanos”.

Aseveró que los debates serán la única ocasión en la que los ciudadanos tendrán la oportunidad de ver a los candidatos presidenciales interactuando, pero aclaró que estos encuentros no deben verse como un “spot prolongado”, en referencia a la insistencia de Fernanda Caso, representante de Margarita Zavala, para ampliar el tiempo de los candidatos, con un minuto 30 segundos para una presentación, lo cual no fue aprobado.

El representante del PAN, Eduardo Aguilar, cuestionó que el formato del debate en lo que se refiere a las preguntas genéricas en formato de mini entrevistas plantee una “obligatoriedad a las interrupciones” por parte de los moderadores.

A su vez, el representante de Morena, Jaime Castañeda, demandó que no se permita que los debates se conviertan en un show con otros protagonistas, como los moderadores, y tampoco que las fobias sobresalgan por encima de las ideas.

El consejero Marco Baños puntualizó que los moderadores serán acompañados de criterios especiales que emitirá la Comisión Temporal de Debates, en los que se les orientará en su papel y evitar protagonismos.

Al respecto, Murayama indicó que insistirá que sin protagonismos, los moderadores deben propiciar el intercambio entre los candidatos.

Precisó que los moderadores, en su calidad de periodistas, podrán entrevistar a los candidatos, pero no se permitirá ningún otro contacto entre los equipos de campaña con Maerker, Uresti y Sarmiento.

La consejera Dania Ravel planteó que en las conclusiones del debate los moderadores no podrán hacer una evaluación del desempeño de los candidatos.

Benito Nacif recordó que en el primer debate la participación ciudadana será a través de preguntas planteadas a partir de encuestas y sondeos de opinión y señaló que se mantendrán reservadas hasta que sean entregadas a los moderadores.