La mitad de la riqueza del mundo está en los ‘bolsillos’ de los millonarios

8
ECONOMÍA


Bloomberg Businessweek

Los ricos se están volviendo mucho más ricos y lo hacen mucho más rápido.

La riqueza personal en todo el mundo alcanzó 201.9 billones de dólares el año pasado, un aumento del 12 por ciento frente al 2016 y el mayor incremento anual en los últimos cinco años, señaló Boston Consulting Group en un informe de riqueza global publicado el jueves.

El auge de los mercados de acciones aumentó las fortunas y los inversionistas fuera de Estados Unidos obtuvieron una prima por el tipo de cambio ya que la mayoría de las principales monedas se fortalecieron frente al dólar.

Las crecientes filas de millonarios y multimillonarios actualmente tienen casi la mitad de la riqueza personal global, un aumento frente a poco menos del 45 por ciento en 2012, según el informe.

En América del Norte, que tenía 86.1 billones de dólares de la riqueza total, el 42 por ciento del capital invertible está en manos de personas con más de 5 mdd en activos. Los activos invertibles incluyen acciones, fondos de inversión, efectivo y bonos.

“El hecho de que la riqueza que poseen los millonarios como porcentaje de la riqueza total esté aumentando no significa que los pobres sean cada vez más pobres”, dijo Anna Zakrzewski, autora principal del informe, en una declaración por correo electrónico. “Lo que significa es que todos se están volviendo más ricos. Específicamente, creemos que los ricos se están volviendo más ricos más rápido”.

La riqueza personal en la región de América Latina creció 11 por ciento a 4.1 billones de dólares en 2017. Los residentes de Brasil (1.6 billones) y México (0.9 billones) concentran juntos el 61 por ciento de ese monto, de acuerdo con el reporte.

El gran ganador el año pasado fue China, que ahora ocupa el segundo lugar a nivel mundial en términos de riqueza financiera después de superar a Japón en los últimos cinco años, dijo Zakrzewski. Mientras que China solo es superado por EU en el número de millonarios y multimillonarios, el mayor motor de crecimiento en el país asiático fue su llamado segmento afluente, o aquellos con 250 mil a 1 millón de dólares en activos invertibles.

“China continuará experimentando un crecimiento similar al del pasado y esto significará que, en los próximos cinco años, se creará más riqueza en China que en EU”, dijo, y agregó que se espera que la cantidad de millonarios en la nación asiática crezca cuatro veces más rápido que en EU.

Sin el impulso del debilitamiento del dólar, el aumento de la riqueza mundial hubiera sido del 7 por ciento. La región que más se benefició de la apreciación de la moneda fue Europa occidental, donde un incremento del 15 por ciento en términos de dólares estadounidenses se reduce al 3 por ciento en moneda local.

Europa del Este y Asia Central tuvieron la mayor concentración de riqueza; en la región, solo los multimillonarios poseían casi una cuarta parte de los activos invertibles. Los 28 representantes de Europa Oriental en el Índice de Multimillonarios de Bloomberg tienen una fortuna total de 294 mil mdd, que incluye un aumento de 3 mil 400 mdd en lo que va de 2018.

La riqueza también está muy concentrada en Hong Kong, donde las personas con más de 20 mil mdd tienen el 47 por ciento de la riqueza invertible.

El dinero en fondos de inversión y acciones cotizadas en bolsa experimentaron el mayor aumento, mientras que los bonos fueron la única clase de activo principal que registró un crecimiento negativo el año pasado, con una caída de un 7 por ciento.

Medio Oriente fue la región con la mayor participación de riqueza mantenida en activos invertibles: 3.1 billones de dólares de un total de 3.8 billones. Los residentes de Europa occidental tenían un 56 por ciento en monedas y depósitos, mientras que en América del Norte el énfasis estaba en acciones y fondos de inversión, con un 62 por ciento de 47 billones de dólares de riqueza invertible en esos activos.

Si la creación de riqueza personal continúa al ritmo de los últimos años, Boston Consulting proyecta una tasa de crecimiento anual compuesta de alrededor del 7 por ciento desde 2017 hasta 2022, en dólares estadounidenses. Eventos como correcciones bursátiles e incertidumbres geopolíticas podrían reducir esa cifra al 4 por ciento.

En el peor de los escenarios, como en el caso de una gran crisis económica, la riqueza global puede producir una tasa de crecimiento compuesto de solo 1 por ciento en cinco años, según el estudio.