La República, mayo, Puebla y el mundo

A Fernando del Paso se le debe el máximo monumento literario sobre los años de Maximiliano en México. Noticias del Imperio (novela sublime) constituye un campo de estudio universal de aquellos años en los que se formó la nacionalidad mexicana, se fusiló al impostor y se restauró la República. Todo bajo la fortaleza política de Benito Juárez.

Cuando saió la obra de Del Paso, el 4 de enero de 1988, José Emilio Pacheco publicó en su Inventario (revista Proceso) un asombroso apunte sobre los alcances históricos del texto.

“Nunca -escribió Pacheco- como en el lustro de la Intervención y el llamado Imperio, la historia de México ha sido a tal punto determinante de la historia mundial en un encadenamiento sin fisura”. El articulista junta los hechos de la Guerra del 47 con la precipitación de la Guerra de Secesión en Estados Unidos, que corre a la par, con macabra coincidencia, de convulsión nacional. La lucha entre Norte y Sur, advierte, permite a Luis Napoléon Bonaparte establecer en México la cabeza del puente de lo que llamaría el Imperio francés del Bravo a la Patagonia. Para hacerlo se inventa la latinidad.

Pero…

“El ejército vencedor en Magenta y Solferino -agrega Pacheco-, batallas tan sangrientas que condujeron por compasión al establecimiento de la Cruz Roja, se debilita en México y se hunde en la guerra francoprusiana de 1870. De ella surgen la Alemania unificada y la Comuna, por tanto las dos guerras mundiales y la Revolución soviética”.

Todo sucedió, en efecto, en cinco años. Pero el rumor duraría muchos, muchos más. Carlota, la gran protagonista de esa intensidad trágica, sobreviviría a la caída de los imperios, al porfiriato, al final de una idea del mundo, a la muerte de Austrohungría, a la Revolución Mexicana, al París 1919, al Tratado de Versalles, y le daría tiempo de escuchar los rumores de Mussolini y Hitler.

Loading...