Inicio México ¿Le cobran comisión por pagar compras con tarjeta?

¿Le cobran comisión por pagar compras con tarjeta?

A fin de mantenerse competitivos en su modelo de negocios, los establecimientos comerciales han optado por adoptar herramientas que le permitan lograr dicho fin con la “captura” de sus clientes, a través de la instalación de terminales punto de venta (TPV) para el pago con tarjeta de crédito o débito. La falta de éstos ha dejado a muchos en la obsolescencia.

Sin embargo las TPV, han llegado a ser una desventaja para el consumidor pues en algunos establecimientos le cargan a éste entre el tres y seis por ciento de comisión o Tasa de Descuento y suele ser proporcional al valor de la compra, aunque puede variar de acuerdo al giro del comercio y tipo de tarjeta, es decir le cobran la renta que se paga al banco por mantener dicha herramienta.

De acuerdo con la Condusef y Profeco, esta práctica, aunque no violenta ninguna ley, es la manera en que el negocio le transfiere la comisión que el banco le cobra por utilizar el servicio de TPV.

La institución financiera prohíbe a los comercios transferir el cargo al tarjetahabiente.

Antonio Rodríguez, vicepresidente de Relaciones y Difusión Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL) mencionó que en este caso hay una paradoja en el sistema económico, pues mientras que, por un lado la autoridad fiscal incentiva el uso del pago electrónico, por el otro este tipo de prácticas lo desincentivan.

Agregó que aunque no hay una ley que prohíba a estos negocios a hacer cobros adicionales, el hacerlo refleja la incapacidad del establecimiento o negocio de manejar los costos administrativos.

“Como empresa o negocio estoy teniendo un costo financiero (con las TPV). Lo que estoy haciendo es trasladar el costo a mis clientes, que está mal pero no está prohibido.

“No se debería de cobrar al cliente porque, yo como empresa, lo que estoy buscando es vender más, poner a disposición del cliente todos los medios de pago, si eso me trae un costo, como empresa debo de ser suficientemente capaz de manejar ese costo y no castigar el cliente”, explicó.

Añadió que “por cuestiones fiscales la autoridad nos está llevando a utilizar cada vez más los medios electrónicos, pero la práctica desincentiva el uso de la tarjeta de débito y crédito.

Por ejemplo, y en específico las personas físicas, si queremos deducir gastos médicos, honorarios médicos, hospitalarios, dentales, laboratorios de análisis clínicos, tenemos que pagarlo con medios electrónicos; si vamos a algún lugar y no está aceptando las tarjetas para recibir el pago o está cargando comisiones adicionales, puede desincentivar. Es una paradoja que hay en el sistema económico”.