Los mexicanos nacen endeudados

En México, revelan datos que indican los graves errores que ha cometido el Estado en materia de gasto público y las consecuencias que ha tenido en la economía.

A dos años de que termine la Administración de Enrique Peña Nieto, las macrofinanzas revelan datos poco alentadores sobre una eventual mejoría de la economía mexicana.

Sólo basta enumerar los datos que dio a conocer el Observatorio de Libertad Política y Económica. La deuda pública de México llegó en el segundo trimestre de 2015 al 44 % del Producto Interno Bruto (PIB), para saber de lo que esto significa, esta cantidad es similar al total del PIB de Noruega, uno de los países con el mejor nivel de vida en el mundo.

Una de las razones es que los últimos gobernantes han mantenido políticas fiscales erróneas que han debilitado el crecimiento, destinando enormes sumas al pago de deuda y a mantener una burocracia paquidérmica e ineficiente. Por ejemplo, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Una de las incapacidades del Gobierno en materia de presupuesto y gasto público es que la clase media financia al Estado con el 87,40 % de la recaudación del impuesto sobre la renta. Es decir, aquellos hogares que tienen un ingreso mensual de 18 mil pesos.

Se ha intentado aumentar la base de contribuyentes, pero ha fracasado el Estado. Mientras tanto, la deuda aumenta y los mexicanos pagan impuestos que van a un barril sin fondo.

El Observatorio de Libertad Política y Económica concluyó que los agujeros presupuestales no deben compensarse con el incremento de impuestos, por el contrario, dicen, lo que debe existir es una correcta política de gasto público, de lo contrario en los próximos años no habrá recursos para pagar esta deuda.

Arturo Calvillo, Ciudad de México.

xsh/hnb

Loading...