Los Tesla carecen de ‘caja negra’ en caso de un accidente

5

El accidente fatal que protagonizó Tesla en marzo pasado reveló el lado oscuro del sistema de seguridad delos vehículos autónomos.

Cuando un Model X de Tesla Inc. se estrelló contra una barrera de concreto en una carretera de California, las computadoras del vehículo contenían una gran cantidad de información sobre los momentos previos al accidente fatal.

Sin embargo, el problema para los investigadores de accidentes de Estados Unidos es que esta información no es de fácil acceso. Los datos almacenados en el Tesla están en un formato cerrado al que solo puede acceder la empresa. Del mismo modo, la información que los vehículos transmiten a las computadoras de Tesla de forma regular no puede obtenerse sin la cooperación de la compañía.

“Eso hace aún más difícil una investigación que ya es complicada”, dijo Peter Goelz, ex director general de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés), quien ahora es vicepresidente sénior de O’Neill & Associates, firma de lobby y relaciones públicas de Washington.

A diferencia de la gran cantidad de información contenida en las grabadoras a prueba de choques de un avión, las llamadas “cajas negras” que capturan datos de vuelo y sonidos de la cabina en un formato de fácil acceso, la NTSB necesita la ayuda de fabricantes de automóviles como Tesla para acceder a la información del creciente número de vehículos autónomos y semiautónomos.

Eso requiere una relación de cooperación que se pone a prueba con el accidente del 23 de marzo. Mientras que la agencia dice que Tesla ha respondido, la decisión de la compañía el viernes pasado de divulgar información sobre la investigación sin el permiso de NTSB y una serie de mensajes este lunes en Twitter por parte de Elon Musk, presidente y máximo ejecutivo de la compañía, contra la junta de seguridad han aumentado las tensiones.

Musk defendió la decisión de su compañía de divulgar la información. “Respeto mucho a la NTSB”, dijo en Twitter, y agregó: “Tesla publica de inmediato datos cruciales de accidentes que afectan la seguridad pública y siempre lo hará. Hacer lo contrario sería inseguro”.

La divulgación de datos por parte de un participante oficial en una investigación de la NTSB está prohibida por la ley y por acuerdos que las llamadas partes de una investigación deben firmar. También es muy inusual que un participante haga críticas a la NTSB durante una investigación abierta.

Las tensiones surgen dado que la NTSB ha buscado un mayor acceso a los datos de los vehículos autónomos. El año pasado, como parte de sus hallazgos en un choque fatal que involucró un vehículo Tesla, la NTSB pidió a los reguladores viales crear estándares para la recolección de datos en vehículos con sistemas automatizados y hacer que estén “disponibles”.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras respondió que está trabajando con grupos industriales para establecer dicho estándar. Hasta que eso suceda, la agencia dependerá de la orientación voluntaria actual para las compañías, dijo la agencia en una carta a la NTSB el 7 de febrero.

La junta de seguridad se encuentra en una posición similar con Uber Technologies Inc. La agencia depende de Uber para obtener datos que muestran cómo uno de sus vehículos utilitarios deportivos estaba funcionando cuando el 18 de marzo golpeó y mató a una mujer que cruzaba una carretera en Tempe, Arizona.

Tesla emitió un comunicado en su sitio web el viernes pasado donde señala que el conductor del Model X en California, que murió en el accidente, estaba usando el sistema semiautónomo de la compañía y no tenía las manos en el volante durante los seis segundos previos al impacto. También atribuyó la gravedad del choque al estado en que se encontraba la barrera de seguridad de la carretera, a la cual, indicó la compañía, le faltaba un dispositivo para absorber la fuerza del impacto.

Tales declaraciones, que incluyen conclusiones sobre la causa de un accidente, están estrictamente prohibidas por la NTSB. Según la ley federal, los participantes en las investigaciones de la NTSB “deben seguir todas las indicaciones e instrucciones” de la agencia, que incluye un requisito estándar para permitir que la junta de seguridad divulgue la información.

La NTSB emitió un comunicado el domingo en el que señaló que estaba “disconforme” con Tesla por la divulgación y confirmó que estaba al tanto de los informes de que el conductor había expresado “preocupaciones anteriores sobre el piloto automático”. Pero al mismo tiempo, la agencia emitió un mensaje de advertencia.

“En este momento, la NTSB necesita la ayuda de Tesla para decodificar los datos que registró el vehículo”, dijo en el comunicado, agregando que la compañía hasta ahora ha sido “extremadamente cooperativa” con los investigadores.

Una portavoz de Tesla dijo que la compañía no tenía comentarios sobre su relación con la NTSB.

Los requisitos de la agencia de que los participantes en investigaciones no divulguen los hallazgos hasta que concluya una investigación es una práctica de décadas que ha ayudado a la agencia a mantener su independencia y credibilidad, dijo Ted Lopatkiewicz, un ex portavoz, en un correo electrónico.