Macron supera a Trump en su ya clásico fuerte apretón de manos

Donald Trump es conocido por dar la mano cargado de testosterona, triturando nudillos y zarandeando brazos. Pero el jueves, se encontró con la suela de su zapato: Emmanuel Macron.

El presidente francés tardó seis segundos en superar a Trump en un apretón de manos que mostró al mundo -y a un hombre de tres décadas mayor que él- que hay un nuevo líder en el escenario mundial.

El truco de Trump es apretar la mano fuerte y luego mantener la de quien saluda por un lapso de tiempo un tanto demasiado largo, a menudo jalando al otro hombre hacia él.

En su primer encuentro con Macron antes de una cumbre de la OTAN en Bruselas, Trump se mantuvo firme como de costumbre. Pero esta vez, fue Trump -no Macron– quien trató de retroceder primero. Macron simplemente no lo soltó cuando Trump trató de retroceder, y luego flexionó los dedos para zafarse. En el segundo intento, pudo alejarse.

Donald Trump y Emmanuel Macron

Los dos parecían llevarse bien. Trump habló sobre la “increíble campaña” de Macron y “una tremenda victoria”. Escuchó atentamente mientras Macron hablaba en su lengua materna sobre su poder de “cambiar juntos muchas cosas”, a pesar de que el presidente de Estados Unidos nunca ha mostrado hablar en francés.

El estilo de apretar las manos de Trump ha estado bajo la lupa desde su apretón de manos de 19 segundos con un visiblemente desconcertado Shinzo Abe de Japón. Otros han aprendido cómo lidiar con ello. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, logró neutralizar el apretón de Trump con una inteligente combinación de tiempo, equilibrio y control.

Loading...