Madrid potenciará su papel de puente con América Latina en la FIL mexicana

Apenas habrá espacio para la nostalgia. Sí para la efervescencia y el reconocimiento. Sobre todo de lo que México representó para el exilio español. Aunque el papel que Madrid jugará en la próxima Feria Internacional del Libro de Guadalajara –entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre- tiene que ver, sobre todo con el presente. Un tiempo creativamente convulso, con pinta de andar cociendo una nueva edad dorada explosiva, que debe tender puentes con América Latina cuando medio mundo se empeña en levantar muros. Esa es la intención de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y su equipo, según anunciaron en la Feria del Libro de Madrid este martes.

Allí, Carmena presentó el programa de lo que será la participación en la FIL. Es la segunda ocasión en que la feria mexicana invita a centrar sus actos en una ciudad. Suele centrarse en países o áreas regionales. Pero, tras haber dedicado una pasada edición a Los Ángeles, Madrid, como cosmos creativo, atrae el interés de los organizadores.

Y no se trata de un evento cualquiera. “Es el acontecimiento más importante de la cultura en español en el mundo, el gran foro del pensamiento en castellano”, asegura Luis Cueto, coordinador general de la alcaldía de Madrid. No le falta razón en valorar así un acontecimiento que reúne a 44 países, más de 650 autores, unas 2.000 firmas editoriales y alrededor de 800.000 visitas.

Mucho más que literatura

Entre las actividades ajenas a la literatura, en la Feria de Guadalajara destacan una exposición dedicada a Elena Asins, otra a Andrés Rábago, El Roto. Un proyecto de transformación urbana en un barrio de la ciudad bajo el influjo del colectivo callejero Boa Mistura. Representaciones de El cartógrafo, la obra de Juan Mayorga, protagonizada por Blanca Portillo y José Luis García-Pérez, una competición dramática de micro teatro con textos de Sergi Belbel, Lola Blasco, Ignacio del Moral… Ciclos de cine, una buena representación de grupos y solistas musicales encabezados por Santiago Auserón, Vetusta Morla, Amaral, Leiva, Instituto Mexicano de Sonido….

Por eso, los responsables municipales se han esmerado. Lo han hecho con la complicidad del gobierno central, concretamente de instituciones y organismos como el Museo Reina Sofía o Acción Cultural Española (AC/E). Pero sin rastro de la Comunidad de Madrid. “La implicación del Estado en diversos ámbitos ha sido tan fuerte que no ha hecho falta”, afirma Cueto.

El programa atraviesa diferentes disciplinas, además de la literatura y el mundo editorial. Habrá espacio para el arte, el cine, la música, el teatro y la danza bajo un lema tomado de un verso de León Felipe, exiliado en México: “Ganarás la luz”.

Los ejes en torno a los que se ha confeccionado el programa, según Cueto, son cuatro. “La colaboración público privada, la contemporaneidad con guiños al exilio, servir de complemento a las editoriales, compartir y animar el gran debate urbano, los retos de la ciudad en el siglo XXI”.

La estrategia de puente que el ayuntamiento de Madrid quiere tender con América Latina como puerta abierta a Europa tendrá en Guadalajara un lugar de encuentro rico en propuestas, debates, diálogos, acercamientos. Y una plataforma excepcional para mostrar el referente de creación que viene dinamizando la ciudad desde las revueltas del 15-M.

Unos 200 participantes se desplazarán desde Madrid: escritores, músicos, creadores plásticos, intérpretes, editores independientes. Habrá espacio para la poesía, la novela, el ensayo, el género dramático, casi todo en el pabellón madrileño, proyectado por el arquitecto Alberto Campo Baeza: un cilindro de 21 metros de diámetro y 14 de altura, blanco por dentro, negro por fuera.

El exilio queda de fondo, también el restablecimiento de relaciones diplomáticas con México, hace 40 años. Pero debe impregnarlo todo la energía del presente. Ese polo contemporáneo que está atrayendo desde hace un lustro a creadores de todo el mundo. Y que, según Cueto y también Francisco de Blas, comisario para La FIL, y Belén Llera, responsable de Archivos, Museos y Bibliotecas en el ayuntamiento, “tiene una clara vocación latinoamericana”.

Loading...