Más de 23 mil estudiantes llegaron al Zócalo en Marcha del Silencio

0

Cerca de 23 mil jóvenes de nivel medio superior y superior conmemoraron el 50 aniversario de la Marcha del Silencio. Como hace 50 años, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) denunciaron juntos la violencia en las escuelas.

A ellos se sumaron contingentes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

La cita fue en el Museo de Antropología e Historia, ahí se juntaron todos los contingentes, por eso el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH Azcapotzalco) que encabezó el movimiento se encontraba en la Estela de Luz. “Atrás de ellos van los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, y después los integrantes del Comité del 68”, indicó una voz femenina que acomodaba los contingentes y pedía guardar silencio.

Fuente: Anabel Clemente

Integrantes del Comité del 68 -colectivo que exige castigar a los responsables de la matanza de 2 de octubre de 1968- y del ‘halconazo’ se situaron al frente de la movilización.

Los exlíderes del movimiento de 1968 se pronunciaron antes de avanzar la comitiva: “le pedimos a Andrés Manuel López Obrador que abra los archivos militares para conocer a los agresores de hace 50 años”, dijo David Roura, quien después invitó al rector Enrique Graue a dejar su cargo por los hechos violentos en la universidad, “si tiene cinco centavos de vergüenza debería renunciar”.

Placeholder block

Fotografía de Anabel Clemente

Los estudiantes no quisieron hablar. Se mantuvieron callados desde el inicio de la marcha en el monumento del Bicentenario hasta el antimonumento por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, frente a la escultura del Caballito.

Sólo el ruido del helicóptero de la Secretaría de Seguridad Capitalina, los silbatos de los policías de tránsito y las ambulancias sobre Insurgentes opacaron el silencio que cada estudiante adoptó con la mirada fija al frente.

Así avanzó la manifestación, callada, con paso lento pero sosteniendo pancartas de rechazo a la violencia, por Paseo de la Reforma.

En el Ángel de la Independencia, organizaciones sociales se integraron a a marcha: Damnificados por el sismo de 2017, Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto, el Sindicato Mexicano de Electricistas.

Poco antes también se sumó Paco Ignacio Taibo II, quien aseguró que el porrismo va en aumento y es necesario erradicarlo, aunque el periodo actual no es tan criminal como hace 50 años, señaló.

Placeholder block

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal comunicó a través de su cuenta de Twitter, su acompañamiento a los estudiantes, líderes del movimiento de 1968 y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Alerta, alerta… por qué nos asesinan, si somos la esperanza de América Latina”, así rompieron el silencio.

Durante su avance por avenida Juárez, los ‘goyas’ y coros en tono cha, cha, chá recordaban a cada una de las preparatorias, CCHs y facultades que se congregaron para reprochar la violencia, el acoso, la falta de atención a algunos planteles.

Mientras avanzaban por esa calle, tal como lo hicieron sus abuelos hace 50 años, los negocios cerraban y algunos edificios lucían blindados con barras de madera grisácea, para evitar las pintas que sí quedaron sobre Reforma.

Placeholder block

Dos mil elementos cuidaron el avance de los jóvenes, entre ellos un pequeño grupo de encapuchados, identificados como anarquistas, que realizó algunas pintas pero que en esta ocasión (a diferencia de la marcha en Ciudad Universitaria) no bloquearon caminos adicionales a la ruta establecida.

Así llegaron juntos a la Plaza de la Constitución, donde un templete liderado por integrantes del SME aguardaba a los voceros.

Pero no fueron los estudiantes los que tomaron la palabra, en su lugar, representantes de las organizaciones que los acompañaron reiteraron sus demandas, desde la investigación por la muerte de estudiantes normalistas, hasta el rechazo a la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Hoy se conmemora la Marcha del Silencio que se realizó en 1968 por el desalojo de manifestantes en el Zócalo capitalino. Esto durante el gobierno del expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

Con motivo de la movilización, el Metrobús de la CDMX anunció que recortará el recorrido de la Línea 7, en las estaciones de El Ángel a Campo Marte.