México impone una multa histórica a cuatro administradoras de fondos de retiro

La Cofece, el órgano encargado de velar por la competencia en los mercados mexicanos, ha impuesto este jueves una multa total de 1.100 millones de pesos (58,5 millones de dólares) a cuatro administradoras de fondos para el retiro (Afore) y a otras 11 personas físicas por llevar a cabo “prácticas monopolísticas”. La sanción es la más alta de cuantas han recibido los agentes que operan en el sector financiero, tal y como han confirmado fuentes de la Cofece a este diario. Según las autoridades mexicanas, los acusados “celebraron acuerdos para reducir los traspasos” de clientes entre administradoras, lo que disminuyó el grado de competencia existente entre ellas. El objetivo de esta práctica indebida era reducir el gasto comercial.

Las administradoras sancionadas son GNP Afore, Afore Sura, Afore XXI Banorte y Principal Afore. Sura y Afora XXI están entre las mayores del país. Las personas físicas señaladas actuaron, según recoge el escrito de la Cofece, en representación de ellas.

“En un mercado en donde las inversiones y las comisiones que cobran las Afores están reguladas, los traspasos son una fuente fundamental de competencia”, subraya la Cofece en una nota informativa publicada este jueves en su página web. “Al convenir limitarlos”, añade el organismo federal, “disminuyen sus incentivos a ofrecer un mejor servicio, y eliminan la posibilidad de que los trabajadores puedan premiar o castigar a su Afore según su grado de satisfacción”.

En México, cada trabajador que cotiza o ha cotizado en el Instituto Mexicano de la Seguridad Social (IMSS) o en el ISSSTE (su variante para los trabajadores del Estado) tiene una cuenta personal e individual en la que se canalizan todas sus aportaciones y que es administrada por una Afore. El empleado elige libremente la administradora que manejará sus ahorros para la jubilación. En ese punto es donde se produjo la actuación ilegal de las entidades sancionadas: “En seis ocasiones entre noviembre de 2012 y junio de 2014, directores generales y directores de operaciones de estas Afore celebraron convenios para reducir el traspaso de cuentas entre ellas, estableciendo montos máximos de traspasos semanales que variaban dependiendo del acuerdo”, apunta la Cofece. “Con esta acción disminuían la competencia”. Se trataba, por tanto, de un pacto de no agresión del que todas ellas salían beneficiadas.

La Cofece ha acreditado que en los periodos en los que estuvieron vigentes los convenios se redujeron los traspasos de cuentas entre las Afore involucradas. De esta manera, se pretendía reducir el gasto comercial, lo que repercutiría en mayores beneficios para las Afore.

Una vez publicada la resolución y notificadas las partes, la legislación mexicana otorga el derecho a los agentes económicos sancionados de acudir a la justicia para que revise la legalidad de la actuación de la Cofece.

Loading...