Mezcla mexicana cierra la semana a la baja

11

La mezcla mexicana de exportación se separó de la recuperación de los crudos internacionales al retroceder en la última sesión de la semana 11 centavos en relación con su nivel anterior, y se situó en 54.60 dólares por barril, de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En relación con los referenciales internacionales, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) negociado en el NYMEX avanzó 11 centavos al cerrar el contrato para entrega en febrero de 2018 en 58.47 dólares por barril.

Por su parte, en el ICE de Londres, el crudo Brent con vencimiento para el segundo mes del siguiente año, ganó 35 centavos para ubicarse en 65.25 dólares, un máximo que no se registraba desde junio de 2015.

En su informe diario, Banco Base señaló que del 18 al 22 de diciembre hubo una menor liquidez en los mercados financieros globales ante el receso vacacional decembrino, aunado a la publicación de indicadores y noticias relevantes para los fundamentales de oferta y demanda que llevó al petróleo a finalizar la semana con ganancias.

Sin embargo, la reducción del precio de la mezcla fue más a ajustes técnicos que a factores de mercado, ya que la reducción de los envíos de crudo ligero a Asia, redujo la ponderación del referencial Tapis sobre el precio del petróleo mexicano.

Entre los elementos que impulsaron los precios del petróleo en la penúltima semana del año fue la publicación del reporte semanal del sector energético de la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos, que mostró una caída de 6.49 a 436.5 millones de barriles al finalizar la semana del 15 de diciembre.

La entidad financiera mexicana señaló que otro factor que propició las ganancias fue las exportaciones de crudo estadounidense que incrementaron en 772 mil barriles diarios a 1.85 millones de barriles por día.

También recordó que el precio del energético fluctuó ante las expectativas generadas por la decisión de la OPEP de extender su acuerdo de reducción en la producción conjunta del petróleo, que asegura que la producción se mantendrá estable.

Por su parte, Baker Hughes informó que al número de pozos en operación cerró en 931 unidades, un aumento de solo una unidad en comparación con la semana anterior. Desde el 10 de noviembre se agregaron a la extracción de petróleo 33 unidades más.

Elaborada con información de Notimex*