Inicio México NFT tecnología basada en blockchain que es más que moda

NFT tecnología basada en blockchain que es más que moda

¿Qué son los NFT y porque todos hablan de ellos?

NFT son las siglas de “Non-Fungible Token”, “Non-fungible” significa que no pueden ser reemplazados por otra cosa. Un billete de un dólar puede ser reemplazado por otro o cambia un bitcoin por otro y tendrás exactamente lo mismo, en valor y liquidez.

Los ejemplos anteriores son “Fungibles”, o reemplazables. Pero una obra de arte, la espada de Napoleón o una tarjeta coleccionable son únicos e irremplazables, Non-fungible.

Para probar que una obra de arte física o una tarjeta coleccionable son únicos, puedes consultar con expertos o utilizar un certificado de autenticidad emitido por el autor o una organización. La verificación está basada en la confianza del público con el autor, propietario o la organización que realizó la autentificación.

Los NFTs utilizan blockchain, la tecnología en la cual todas las criptomonedas están basadas; una de las grandes cualidades es la capacidad de verificar afirmaciones como la propiedad o autenticidad de un activo de manera no centralizada, la información es imposible de editar sin que la cadena completa lo detecte (hasta el momento), y esta información está al alcance de cualquier persona que quiera acceder sin necesidad de consultar con el dueño o autor.

Este NFT o certificado de autenticidad/propiedad no puede ser copiado o falsificado, ni siquiera por el autor o dueño actual y cualquier movimiento en la propiedad o cualidad de dicho NFT se queda grabado en el sistema público centralizado.

Por lo tanto, lo puedes vender, prestar, poner como garantía o usarlo para lo que quieras, dependiendo el “Smart Contract” creado al momento de su emisión; también puedes recibir regalías en futuras transacciones sin necesidad de monitorear constantemente la transacción o cobrar a terceros, todo esto gracias al blockchain.

Si para ti no tiene sentido que los productos digitales se compren en millones de dólares, considera que los bienes físicos tienen el valor que una comunidad define, la primera playera de Michael Jordan o la Mona Lisa, tienen un valor porque nosotros se la otorgamos.

El ser dueño de una obra de arte y prestarlo a un museo para que todos lo vean, transmite tu capacidad económica e interés por las artes a tu comunidad, aunque todos lo puedan ver y copiar, o hagan calendarios y playeras con su reproducción, sólo existe una Mona Lisa.

Los bienes digitales, como el primer tweet del fundador de Twitter, también transmiten la capacidad económica de comprarlo y cuanto te costó a la sociedad, aunque la gente pueda hacer screenshot y guardarlo en su equipo, este NFT es único y solo hay un original, pero la diferencia con la Mona Lisa es que es mucho más fácil rastrear violaciones a la propiedad intelectual en el mundo digital, por lo tanto tu inversión es más segura asumiendo que guardas tus llaves o passwords de acceso a dicho activo de manera segura.

¿Se puede vender un artículo físico usando NFT?

Técnicamente no, pero por ejemplo Nike acaba de patentar un método llamado CryptoKicks para verificar la autenticidad de los tenis usando blockchain. Esta tecnología conecta la representación digital del zapato, lo conecta al usuario y le otorga un token digital. Cuando vendes esos zapatos ese token digital puede ser traspasado al comprador.

Lo más interesante es que en la patente, Nike define como dos zapatos pueden ser mezclados para crear un “descendiente” y el resultado es un modelo de zapato físico, totalmente único derivado de la cruza de los dos tokens.

Estamos frente a las primeras versiones de esta tecnología, ahora mismo, parece el equivalente al viejo oeste, donde abundan fraudes y burbujas.

Las cualidades de esta tecnología son evidentes, con el tiempo evolucionará eliminando burocracia e intermediarios en transacciones, aumentando transparencia y ayudando a nuevas generaciones de artistas y creadores a monetizar su trabajo sin depender de plataformas o compañías que se apoderan de la mayoría del valor.

Es momento de comenzar a analizar cómo la tecnología puede mejorar y darte una ventaja competitiva antes de que tu competidor lo descubra.

Publicidad