Inicio México “No era el día para hacer un gol”

“No era el día para hacer un gol”

El equipo de México fue eliminado de la Copa Oro a manos de Jamaica 0-1. El tri no pudo aspirar a la final del certamen, una de sus principales metas y aspiraciones. Con Juan Carlos Osorio en la tribuna, sancionado por insultar a un árbitro, el hombre que compareció ante los medios fue su mano derecha, su auxiliar Pompilio Páez. A este episodio la prensa local ya le denomina como jamaicazo, en referencia al Maracanazo.  

“Habrá un análisis individual y colectivo, así como una autocrítica”, comentó Paez, “el fútbol de México se tiene que levantar de esta caída”. Durante el juego, los mexicanos no pudieron superar las murallas defensivas de Jamaica que, con lo más elemental, supo aguantar el partido hasta el minuto 88. Fue en ese momento cuando Kemar Lawrence cobró un tiro libre y consiguió el gol del triunfo. 

“No era el día de nosotros para hacer un gol”, continuó Páez. “Lo que faltó fue eficacia. Carecíamos de un jugador referente de nueve”. En el juego jugaron como centro delanteros Érick Torres y Ángel Sepúlveda, ninguno pudo rematar de frente. Los centros por aire no podían superar el físico atlético de los jamaiquinos. “En el fútbol mexicano hay pocos nueves. No pudimos contar con Alan (Pulido, lesionado)”. Las gambetas de los jugadores creativos como Elías Hernández, Orbelín Pineda y Rodolfo Pizarro se oxidaron.

Páez lo sentenció, “la palabra fracaso no me gusta, cuando intentamos tantas cosas no creo que sea es un fracaso”. La gente en el estadio Rose Bowl despidió al equipo mexicano con un coro “¡Fuera Osorio, fuera Osorio!”, un grito que capitaliza la frustración de ver al mejor equipo de la Concacaf, según el ranking de la FIFA, eliminado por el júbilo de Jamaica, rival de Estados Unidos en la final.