Nuestras empresas no usan suficiente crédito

Crédito a empresas. (Especial)

Por primera vez en la historia, el Inegi, junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, realizaron una encuesta acerca del financiamiento utilizado por las empresas.

El resultado de esta investigación puede leerse de dos maneras.

La primera es el fracaso que han tenido los intermediarios financieros para convertir en clientes a la mayoría de las empresas mexicanas.

La segunda es la oportunidad de que los servicios financieros tiene para llegar a las empresas, la cual es todavía enorme.

La investigación, realizada entre más de 3 mil 927 empresas de todos los tamaños y sectores, indica que sólo 4 de cada 10 empresas han usado o solicitado financiamiento.

Es decir, hay seis de cada diez que son clientes potenciales de los intermediarios financieros.

Tal vez se podría suponer que este resultado deriva del hecho de que hay muchas microempresas en México que no logran calificar para obtener recursos a través de esta vía. Pero no es así.

El 46 por ciento de las grandes empresas en México, es decir, de las que tienen más de 100 empleados en el comercio o los servicios, y más de 250 en las manufacturas, tampoco utilizan financiamiento.

Algunos explican este hecho señalando que las empresas solicitan créditos y son los bancos los que no se los aprueban.

Pues los datos de la investigación dicen lo contrario.

En números redondos, 9 de cada 10 créditos solicitados son aprobados.

Tal vez una de las explicaciones del por qué muchas empresas no usan financiamiento se encuentre más bien en la respuesta que dan a la pregunta del por qué no solicitan crédito.

Más de la mitad dice que no les interesa o no lo necesita. El otro porcentaje relevante, el 21 por ciento, señala que considera caros los créditos bancarios.

Lo más probable es que una parte muy importante de las empresas de todos los tamaños en México operan con márgenes de utilidad muy elevados y de allí proviene el grueso de su financiamiento. Es decir, muchas empresas ganan lo suficiente para hacer que la reinversión de sus utilidades sea la principal fuente de financiamiento.

Los datos son escasos, pero en el caso de las multinacionales mexicanas se puede observar que sus márgenes de utilidad en México son consistentemente superiores a los que tienen en otros países en los cuales operan.

Por otro lado, ¿es realmente muy caro el crédito empresarial en México?

La investigación revela que quienes accedieron a créditos en la banca comercial pagaron en 2015 una tasa promedio de 12.6 por ciento.

Considerando el alza de la TIIE que se ha producido desde entonces, tal vez pueda estimarse el nivel actual en poco más de 15 por ciento, lo que no parece una cifra desmedida.

Hay mucho trabajo pendiente para los bancos y también para la autoridad.

La propiedad de las empresas

En este análisis no puede dejar de citarse otra información que contiene el estudio y que revela la escasa vocación empresarial de los jóvenes: apenas el 26 por ciento de las microempresas en México son propiedad de personas menores de 40 años. Y ese porcentaje baja al 9 por ciento en el caso de las medianas.

Por otro lado, sólo 1 de cada 4 empresas en México es propiedad de una mujer, lo que sigue hablando de una fuerte desigualdad de género entre los empresarios.

Hacen falta muchas más empresarias en México.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El verdadero riesgo para el TLCAN
En la mente del presidente Peña
TLCAN, hacer caso a la sustancia

Loading...