Osorio: “Merecíamos más, no somos eficaces”

En México buscaban a algún culpable de la derrota frente a Alemania (4-1). El apuntador iba directamente hacia Juan Carlos Osorio, el entrenador. Otros más al atacado Guillermo Ochoa. Y luego empezaron a buscar quiénes no pudieron jugar en la cancha, entre ellos Carlos Vela y Oribe Peralta. Pero no. El conjunto mexicano fue superado por el enérgico plantel de suplentes germanos.

“Merecíamos más, somos eficientes, pero no somos eficaces en el área. Y ellos cada vez que pisan el área tienen posibilidad de gol”, mencionó Osorio, quien fiel a su método realizó cambios en su once inicial. Allí le dio oportunidad a un errático Giovani Dos Santos que no pudo comandar la ofensiva para los suyos. Los alemanes pusieron el marcador 2-0 en menos de 20 minutos. Un par de goles que fueron un nocaut para México. El tri se levantó de la lona, pero no le bastó para romper el cerrojo germano. Ni para hacer goles. 

“México no es mejor que Alemania pero es mejor que Osorio. Osorio es peor que el equipo mexicano”, publicó el escritor mexicano Héctor Aguilar Camín. “Fracaso de Confederaciones. No toda la culpa es de Osorio. El problema es más de fondo. Tiene que ver con la administración de nuestro fútbol”, matizó el periodista David Faitelson. 

El 3-0 liquidó las aspiraciones de México. Nació de un contragolpe concretado por Werner. Osorio reculó, miró a su banca y mandó a Rafa Márquez. El experimentado defensor entró como un golpe anímico, para evitar un resultado más abultado. Incluso se dio el lujo de rematar un par de veces y en ambas ocasiones Ter Stegen frenó su ímpetu.

“Alemania siempre aprovecha los errores y aprovecharon muy bien desde el comienzo”, dijo con un semblante compungido Oswaldo Alanís. “Demostramos que podemos cuando nos concentramos y fuimos superiores, pero hay que estar así todo el partido”, mencionó Marco Fabián, quien hizo el único gol mexicano. El 4-1, el de la paliza, fue cortesía de Younes. 

Las jugadas afortunadas no estuvieron del lado de Javier Hernández, el Chicharito. El carismático delantero poco pudo hacer para superar a las torres alemanas para hacer un gol. Raúl Jiménez se mostró impotente al jugar por las bandas. Cuando se le cuestionó a Osorio sobre la ausencia de Vela se explicó “Tomamos en cuenta la fortaleza física de los jugadores. Con este resultado toas las opiniones tienen razón”. En redes sociales se lanzaron sobre el seleccionador. “Como dijo Gary Lineker: ‘el fútbol es un deporte en el que para qué demonios quieres a Carlos Vela si no lo pones a jugar?”, escribió el economista Gerardo Esquivel en su Twitter. Las ilusiones duran hasta que se enfrentan con la realidad y en el fútbol la realidad se llama Alemania”, lanzó Juan Villoro

Era el momento para abordar el tren y México lo dejó escapar. Se trataba de un escenario para poder trascender a nivel internacional, para dejar de lado la etiqueta de eternos optimistas en los torneos. El tri ha llenado su calendario de amistosos jugados en Estados Unidos contra equipos débiles, pero han sido poco su roce a nivel europeo o quizá, no más lejos, en Sudamérica.  Al equipo le queda el insípido juego por el tercer lugar contra Portugal. 

“Hay que digerir la derrota, fueron superiores a nosotros”, aceptó un maltrecho Chicharito. A los aficionados mexicanos solo les resta quedarse con algunas líneas de su cántico de guerra, el ‘Cielito Lindo’, “canta y no llores”. 

Loading...