¿Por qué el ‘triángulo de la vida’ no es la mejor opción ante un sismo?

Ante un temblor es muy común escuchar la frase “si no alcanzas a salir debes aplicar el triángulo de la vida” e incluso a la hora de la verdad tratamos de hacerlo, ¿pero realmente sabemos de dónde proviene este término, o si es lo más conveniente?

El director general del Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Valdés González, aseguró durante una conferencia de prensa (el 23 de septiembre), que el ‘triángulo de la vida’ no es una técnica válida como método de supervivencia, principalmente por las características de las viviendas del país. La técnica aprobada por la Cruz Roja Internacional, que ha sido avalada por investigadores de servicios de emergencia y probada durante sismos es la de ‘Agachar, cubrir y agarrar’.

Según el Cenapred, el triángulo de la vida proviene de Estados Unidos, en donde las estructuras de vivienda son más ligeras, muchas de madera, por lo que un inmueble con esas características permitiría encontrar un lugar seguro.

La creación de esta técnica se le atribuye al rescatista Douglas Copp, pero no está avalada por alguna organización, además circula en redes sin mayor sustento.

El ‘triángulo de la vida’ sugiere que hay que acostarse en posición fetal al lado de una cama, sofá o un mueble pesado, para que exista un espacio seguro entre el cuerpo y el objeto caído.

Sin embargo, el Cenapred afirma que cuando cae loza sobre loza, aplastando todo lo que hay en medio, deja sin posibilidad a aquellas personas refugiadas, debido a que, ningún sofá, cama o mueble podría soportar ese peso. Además, en México los derrumbes son tipo “pancake”, es decir, un piso cae sobre el otro; a lo que se le suma que el metro cúbico de concreto pesa 2.5 toneladas, lo que equivale al peso de dos autos aproximadamente.

Las estructuras que se manejan en México, con ladrillo, bloque y concreto, son muy pesadas; si hay cinco pisos arriba, a la hora que caen, inclusive sobre una mesa que parece dura, la va a colapsar, de acuerdo con el director del Cenapred. 

1

El ‘triángulo de la vida’, según la técnica de Copp.

sismo

Técnica sugerida: ‘Agachar, cubrir y agarrar’.
Consiste en escoger un lugar seguro en cada sala de tu casa o trabajo debajo de una mesa resistente o de un escritorio o contra una pared interior donde nada extra pueda caerte encima.

1

Técnica ‘Agachar, cubrir y agarrar’.

Esta técnica está avalada por la Cruz Roja Internacional e investigadores de servicios de emergencia probada durante sismos.

sismo

Otras recomendaciones:

-Pararse en sitios seguros, junto a las columnas o a las paredes duras y quedarse quieto.

-Consultar con un especialista para encontrar formas adicionales de proteger tu vivienda y otras técnicas de mitigación estructural.

Aquí puedes ver la infografía completa de la comparación entre ambas técnicas:

Loading...