Inicio México Presupuesto y energía pondrán a prueba a los mercados en gobierno de...

Presupuesto y energía pondrán a prueba a los mercados en gobierno de AMLO: expertos

La decisión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco preocupó a los mercados, pero hay otros temas de gran calado que los pondrán a prueba en los próximos meses.

El primero sería un presupuesto poco realista para 2019, que debe aprobarse antes de fin de año. De acuerdo con el equipo económico de AMLO, se espera lograr un superávit primario del 0.8 por ciento del PIB el próximo año, pero ese aumento se obtendría por una disminución en la corrupción, algo que a los economistas parece inverosímil.

“En lugar de una mejora del 1.8 por ciento del PIB en el presupuesto primario, creemos que es más probable que se produzca un deterioro del 0.5 por ciento. Las proyecciones de ingresos poco realistas contenidas en el presupuesto podrían generar preocupación sobre la credibilidad del equipo económico de AMLO”, dijo Edward Glossop, economista de Capital Economics.

Por otra parte, Mario Campa de la firma Latam PM, señaló que el Presupuesto de Egresos será clave para los mercados tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), debido a que se habla de un superávit primario de 0.5 a 1.0 por ciento del PIB.

“Ese será el gran tema a seguir, pues también se espera entre 1.15 y 1.43 por ciento de PIB extra por disminución de gasto corriente y 0.49 a 1.1 por ciento del PIB por aumento de ingresos públicos. Al parecer de ahí vendría el superávit primario”, indicó Campa.

El economista aseguró que sería una buena señal para los mercados y una oportunidad para demostrar el compromiso con la estabilidad macro y con el ‘no’ aumento de deuda, que fue una constante del gobierno anterior.

“Eso estabiliza la deuda y permitiría ir por la ambiciosa y necesaria reforma de pensión universal. Además de elevar la inversión pública en tres o cuatro proyectos estratégicos”, apuntó Campa.

Otro desencadenante potencial de la volatilidad del mercado sería la evolución de la política energética.

Glossop advirtió que otro retraso en la fecha de una subasta petrolera, que se aplazó hasta el 14 de febrero (desde el 31 de octubre), podría ser una primera señal de que AMLO está remontando las reformas del sector energético.

Sobre la reforma energética, Campa señaló que los inversionistas estarán atentos de que no se revoquen los contratos.