Inicio México Renuncio para que Mesa y Camacho no ataquen a mis ministros y...

Renuncio para que Mesa y Camacho no ataquen a mis ministros y no perjudiquen a comerciantes: Evo

Evo Morales sostuvo este domingo que dimite para que Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho dejen de perseguir, secuestrar y maltratar a sus ministros, dirigentes sindicales y a sus familiares.

Además -afirmó- para que «no sigan perjudicando a comerciantes, gremiales, profesionales independientes y transportistas que tienen el derecho a trabajar».

Evo Morales renunció al cargo este domingo más temprano con la intención de facilitar la pacificación de su país, que vive en convulsión social poco después de que la OEA pidiera nuevas elecciones por irregularidades en los comicios presidenciales del 20 de octubre.

«Quiero que sepa el pueblo boliviano, no tengo por qué escapar, que prueben si estoy robando algo. Si dicen que no hemos trabajado, vean las miles de obras construidas gracias al crecimiento económico. Los humildes, los pobres que amamos la Patria vamos a continuar con esta lucha», escribió a través de su cuenta de Twitter.

Al afirmar que ha estado en el Gobierno 13 años, nueve meses y 18 días, Morales señaló que «nos acusan de dictadura los que perdieron ante nosotros en tantas elecciones. Hoy Bolivia es una Patria libre, una Bolivia con inclusión, dignidad, soberanía y fortaleza económica
«.

Se espera que la renuncia de Morales ponga fin a casi tres semanas de inestabilidad postelectoral, tras la denuncia opositora de fraude en los comicios del 20 de octubre. Una auditoría de la OEA dictaminó la existencia de irregularidades en el ejercicio y recomendó un nuevo proceso electoral, imparcial e independiente.

Morales anunció en la mañana la realización de nuevas elecciones bajo una autoridad electoral renovada, pero luego de que comenzaran a sucederse una serie de renuncias de sus partidarios y los jefes de las fuerzas armadas y la policía le retirasen su apoyo y le instasen a renunciar, optó por abandonar definitivamente la Casa Grande del Pueblo, actual sede presidencial.