Inicio México Se estrella un helicóptero en Afganistán; hay 25 muertos

Se estrella un helicóptero en Afganistán; hay 25 muertos

KABUL.- Un helicóptero del ejército afgano se estrelló este miércoles por el mal tiempo en la provincia de Farah, en el oeste del país, matando a las 25 personas a bordo, incluyendo un alto cargo militar, dijo un funcionario.

El aparato se estrelló alrededor de las 09:10 de la mañana, hora local, poco después de despegar del distrito montañoso de Anar Dara, cuando se dirigía a la vecina provincia de Herat, explicó Naser Mehdi, vocero del gobernador provincial.

Entre los pasajeros estaban un vicecomandante del ejército para la zona oeste de Afganistán, el general Naimudullah Khalil, y dos de los nueve miembros del consejo principal de Farah; el presidente, Farid Bakhtawar, y Jamila Amini, una de las dos mujeres del organismo.

El portavoz talibán Qari Yusuf Ahmadi afirmó que los insurgentes derribaron el aparato, pero no proporcionó evidencias. Un vocero del Ministerio de Defensa, Ghafor Ahmad Jawed, calificó la reivindicación de los radicales como “totalmente errónea”.

El del miércoles fue el segundo accidente de un helicóptero militar en los dos últimos meses en Farah. En septiembre, cinco miembros de la tripulación murieron en otro siniestro que los investigadores atribuyeron a un fallo técnico, sin ofrecer más detalles.

Por otra parte, un suicida se inmoló también este miércoles en el exterior de la mayor prisión del país, ubicada en las afueras de la capital, Kabul, matando a siete personas, incluyendo funcionarios de prisiones y personal de seguridad, dijo el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish.

El objetivo del agresor fue un autobús en el que viajaban los trabajadores de la prisión, agregó. El penal de Pul-e-Charkhi alberga a cientos de reos, incluyendo decenas de insurgentes talibanes.

El incidente se registró cerca de la puerta de la prisión donde los visitantes esperaban para pasar un riguroso control de acceso, explicó Abadullah Karimi, un funcionario de la prisión.

La filial del grupo extremista ISIS en Afganistán se atribuyó la autoría del ataque, según SITE Intelligence Group, que monitorea cibersitios insurgentes.