S&P eleva la perspectiva de la nota de solvencia de México a estable

20

Hace poco menos de un año, la agencia de calificación Standard & Poor´s alertaba a los inversores de que la nota que aplicaba a la deuda de México estaba a riesgo de ser revisada a la baja si las finanzas públicas se deterioraban. El peso, entonces, se vino abajo frente al dólar. Once meses después sus analistas rectifican y elevan la perspectiva de negativa a estable. S&P confirma el nivel BBB+.

La expectativa ahora es que la deuda pública se mantenga en el entorno del 45% del producto interior bruto durante los próximo dos años y que el déficit fiscal no supere el 3,3%. Además, dibuja su escenario económico a largo plazo dando por supuesto que habrá un nuevo acuerdo de libre cambio con Estados Unidos y Canadá que “preservará ampliamente” los lazos transfronterizos.

Los riesgos para las finanzas mexicanas, por tanto, se reducen respecto a hace un año. Valora la “pronta reacción” de las autoridades mexicanas ante choques negativos como la depreciación de su divisa a final del pasado año, tras la elección de Donald Trump como presidente de EE UU. También aplaude las medidas adoptadas sobre el precio de las gasolinas, como un paso para apuntalar su política fiscal.

S&P anticipa que México seguirá una estrategia monetaria prudente, orientada a mantener baja la inflación. La proyección que hace es de una expansión económica ligeramente inferior al 2% este año y que repuntaría en el entorno de medio punto porcentual entre 2018 y 2019. Este bajo crecimiento, sin embargo, representa un reto para estabilizar la deuda y elevar el nivel de vida de los ciudadanos.