Inicio México Subejercicio, adjudicaciones directas y desabasto de medicamentos

Subejercicio, adjudicaciones directas y desabasto de medicamentos

¡Pueblo de México, logramos el objetivo ya no habrá desabasto hemos salvado a la patria!, en Palacio Nacional, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, presumió ante el presidente de México, que lograron lo que la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), no pudo conseguir,  comprar 950 claves en 37 días, lo que la ONU no pudo en 10 meses.

Este es el discurso que contrasta con la cruda realidad que ha orillado a los padres de niños con cáncer a organizar la mega marcha a nivel nacional este próximo sábado 24 de julio para protestar por el criminal desabasto de medicamentos.

La falta de los oncológicos es una realidad que echa por tierra cualquier discurso oficial.

Dice el secretario de Salud que las protestas son exageradas y que responden más a otros intereses, que a un real desabasto, sin embargo, Jorge Alcocer, omite señalar, aunque ya reconoció que parte de la culpa fue  de la ONU, que la  falta de fármacos en el sector salud se debe a la incapacidad, inexperiencia y la corrupción que prevalece en la dependencia a su cargo,  el IMSS, ISSSTE y por supuesto ese bodrio llamado Insabi.

Veremos en los próximos días si es cierto que ya están surtidos todos los hospitales y clínicas del país para dotar de los medicamentos a los pacientes, sin embargo, el desabasto es solo la punta del iceberg que representa la ineficiencia de las instituciones públicas del sector salud para ejercer el presupuesto de este año.

El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN), secretario de la Comisión de Salud, aseveró que la inversión pública en instituciones de salud, por parte del Gobierno Federal, ha sido mínima y, en diversos casos, nula en lo que va de 2021.

Lo anterior al referirse al documento “Avance Físico y Financiero de los Programas y Proyectos de Inversión Enero-Mayo 2021”, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó al Congreso el pasado 30 de junio.

El Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) no ejerció 254 millones de pesos para la adquisición de equipo médico.

Tampoco se han ejercido: 68 millones de pesos en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) para la adquisición de equipo diagnóstico y tratamiento; 3 millones de pesos para rehabilitación post Covid; 33 millones de pesos en el Hospital General de México para equipamiento; 7 millones de pesos en el Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas “Salvador Zubirán” para la adquisición sistemas para terapia de oxigenación.

“El presidente de la República ofrece que habrá muchos hospitales, sin embargo, hay pocos programados para este año, y de ellos casi ninguno ha iniciado siquiera como: el Hospital General en Chetumal con 120 camas (717 mdp); el Hospital General de Huajuapan de León en Oaxaca (189 mdp); el Hospital General de Tepic con 120 camas (139 mdp); la Unidad de Hospitalización para mujeres de Iztacalco, en la Ciudad de México (42 mdp); el Centro de Salud ampliado en Progreso, Yucatán (4 mdp); así como la construcción del Centro Nacional de Referencia de Salud Animal CNRSA (539 mdp)”, comentó el legislador panista.

En el equipamiento de áreas médicas, laboratorios y equipos de máquinas también carece de inversión: como en los servicios de salud mental del Hospital Central Militar (11 mdp); en el Centro de Control Analítico y Ampliación de Cobertura Laboratorio (50 mdp); en la Marina el centro de mantenimiento biomédico (19 mdp) y equipo médico, odontológico y de laboratorio (147 mdp).

El Insabi además lleva cero pesos ejercidos en el equipamiento del Hospital General en Guerrero (141 mdp); en la sustitución de 200 unidades médicas móviles (430 mdp) y en el equipamiento del Centro de Rehabilitación y Educación Especial de Tepic Nayarit (30 mdp).

Hay presupuesto y no lo ejercen;  cuando compran, lo hacen con sobreprecios y lo que prevalece al final del día, es  desabasto,  opacidad e ineptitud.

Publicidad