Un enfrentamiento entre la Marina y el narco deja ocho muertos en Ciudad de México

Un operativo de la Marina contra el crimen organizado dejó este jueves ocho muertos en Ciudad de México, en la delegación de Tlahuac, apenas a una hora del centro histórico. Varias patrullas acorazadas fueron recibidas a balazos cuando circulaban por la zona a media mañana. La Armada mexicana respondió al ataque y en el intercambio de metralla murieron al menos ocho personas, según la información oficial.

Con el apoyo de la Fiscalía y la policía federal, el operativo tenía como objetivo la captura de “los integrantes de grupos de narcomenudistas –añade la nota de la Marina quienes operaban y presuntamente se dedicaban a la extorsión, secuestros y homicidios, en inmediaciones de la Delegación Tláhuac, Milpa Alta, Xochimilco e Iztapalapa”. Una de las víctimas es Felipe de Jesús “N”, identificado como líder de uno de los pequeñas mafias que operan en la ciudad.

La sombra del crimen organizado en la capital mexicana se ha intensificado durante los últimos años. Pese a los repetidos desmentidos por parte de las autoridades locales, episodios como el despliegue de la Marina, el brazo del Estado mexicano más especializado y eficaz en la lucha contra el narco, son un fuerte síntoma.

En México existen, según la PGR (fiscalía), nueve grandes cárteles, que a su vez se subdividen en una galaxia de más de 40 subgrupos, algunos de ellos con autonomía casi plena. El descabezamiento de los grandes mafias -Sinaloa, Zetas, Beltrán Leyva- y el surgimiento de nuevos actores -Jalisco Nueva Generación- ha ido abonando el crecimiento de estos pequeñas bandas, alejadas de los viejos códigos del hampa e inmersas en todo tipo de variantes delictivas: secuestro, robo, trata, extorsión. 

El Estado de México, el inmenso territorio que abraza a la capital, es la entidad donde más asesinatos se registran y sede de varios carteles. Informes de la policía federal revelados por la prensa mexicana durante los últimos años confirman la porosidad de las fronteras: las puertas de los Beltrán Leyva son Iztapalapa, Chalco y Neza; por el lado de Huixquilucan y Naucalpan se cuela la Familia Michoacan; mientras Ecatepec y Texcoco son la vía de Los Zetas.

Loading...